Madres de Plaza de Mayo: las madres de la guerrilla y las bombas

Las Madres de Plaza de Mayo cumplen en el día de hoy 40 años desde la primera aparición en Plaza de Mayo con el fin de solicitar información acerca de los desaparecidos en la última dictadura militar.

Con 14 madres frente a la Casa de Gobierno, se dio comienzo a Asociación Madres de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, que tiene como objetivo la búsqueda de los guerrilleros desaparecidos durante la dictadura militar.

Para conmemorar los 40 años, habrá una serie de actos en Plaza de Mayo, con murgas, recitales, discursos y un muro con los rostros de los desaparecidos.

Serán de la partida el coro Cumpa, que recibirá a las madres entonando diferentes canciones evocando lo que fue la guerrilla de los ’70.

A las 15.30 se dará comienzo a la ya clásica ronda alrededor de la Pirámide de Mayo. En el día de mañana, la fiesta continuará, con la presencia de Ignacio Copani, la murga “La que se viene”, Pablo Riquero, Cafundó y Bersuit Vergarabat.

Además, entre cada show habrá tiempo para los clásicos discursos combativos de Hebe de Bonafini y las demás madres.

En Argentina, existieron 17 agrupaciones armadas, entre las que se incluyen Montoneros y ERP. A través de atentados (mayormente con bombas caseras) intentaron hacerse del poder. En total, se calcula que los terroristas de estas organizaciones cometieron 21.655 atentados.

El modo de financiamiento se daba a través de robos a supermercados y todo tipo de comercio que estuviera orientado a las clases altas del país. O como ellos las llamaban “la oligarquía”.

La asociación de Madres está ligada íntimamente a lo que fue la guerrilla, la corrupción durante los gobiernos kirchneristas y los atentados que asesinaron a miles de inocentes, víctimas de la guerrilla de las que ningún programa de televisión habla.

Pero más allá del oscuro pasado de Madres de Plaza de  Mayo, hay algo con lo que cargan las madres de los guerrilleros desaparecidos que nunca podrán sacarse de encima: los pañuelos manchados de sangre, reivindicados hace pocas semanas por Hebe de Bonafini, al hacer alarde de los atentados y la guerrilla, y del que fueron víctimas miles de argentinos, sin ninguna indemnización del estado.

Dejá tu comentario