Piqueteros del Polo Obrero cortan las calles y no saben por qué

Miembros del Polo Obrero así como otras organizaciones sociales sitiaron en el día de ayer la avenida Corrientes y 9 de Julio, justo en el centro de la ciudad de Buenos Aires, causando graves congestiones y demoras en el tránsito en toda el área del Obelisco. El corte de esta zona fue total y hasta tuvo que ser interrumpido el servicio del Metrobus, perjudicando a muchos trabajadores.

Los piqueteros del Polo Obrero se trasladaron después al ministerio de Trabajo, ubicado en Leandro N. Alem al 600, con el fin de reclamar un aumento de los planes sociales, trabajo genuino y que se incrementen las inversiones en obras públicas.

Junto al Polo Obrero, estuvieron presentes en el Obelisco el MST, el Movimiento Teresa Rodríguez y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción.

Sin embargo, uno de los noteros del programa de Alejandro Fantino, Animales Sueltos, se acercó al grupo de piqueteros que estaban reclamando y armando un caos en el centro. La sorpresa fue que muchos de ellos no sabían qué estaban haciendo en el lugar, como quedó evidenciado en el siguiente video:

Se calcula que alrededor del 10% de las personas presentes en el piquete sabía cuál era el objetivo de esta protesta, mientras que el 90% restante no tenía idea de qué estaba haciendo en dicho piquete.

Durante los últimos gobiernos peronistas, los planes sociales explotaron y se multiplicaron, dejando a muchas personas rezagadas y sin posibilidades de un progreso personal.

Además, los planes sociales fueron una herramienta utilizada por muchos políticos para conseguir votos y movilizar micros llenos de gente a diferentes actos políticos, algo que no contribuyó a ayudarlos.

Este problema de las personas que no trabajan ni estudian viene generando cada vez más graves desequilibrios en la economía del país, ya que se destinan demasiados recursos a mantener a esta gente, mientras la otra mitad del país (o quizás menos) trabaja para aportar dinero mediante los impuestos.

Dejá tu comentario