La Renga quiere repetir la tragedia del Indio en Olavarría

Un nuevo conflicto se instaló en las últimas horas, que tiene como una de las partes implicadas al gobierno de Rodríguez Larreta. En la otra punta no está ni Massa, ni Randazzo ni Cristina Kirchner. El conflicto surgido incluye al rock.

Y es que el grupo de rock La Renga está entablando conversaciones con el gobierno porteño para tocar en el estadio de Huracán, algo que ya está trayendo muchos problemas.

Todos recordamos lo que sucedió en el año 2004 en Cromañón, en el trágico recital de la banda de rock Callejeros, a causa de la irregular habilitación del lugar y el exceso en la concurrencia de gente.

Y el caso más reciente es el del recital del Indio Solari en Olavarría en marzo pasado, en el que murieron dos personas debido a que ingresó al estadio más gente que la permitida.

Con estos antecedentes, el gobierno porteño está alerta y por eso le exige a La Renga gran cantidad de requisitos. Entre una de las causas que provocaron el tironeo entre la banda de rock con simpatía hacia el kirchnerismo y el gobierno de Larreta está justamente el tema de la capacidad.

Y dentro del tema de la capacidad se incluye el tema de la recaudación de dinero. Ya que como toda banda de rock pseudocomunista y en contra del sistema, les encanta recaudar mucho dinero, y si es trabajando poco, mejor. Una filosofía que ya vimos en muchos recitales del Indio Solari.

El gobierno porteño le ofreció a La Renga habilitar el campo del Ducó para 12 mil personas, algo que por ahora no convence a la gente de La Renga, pretendiendo mucha más capacidad.

El trío de Mataderos ya tenía acordadas con el Club Atlético Huracán las fechas en las que haría los recitales, que comenzarían el 28 de junio, y con un máximo de 6 recitales. Pero con esta postura del gobierno de Larreta, a la banda la obligan a hacer más cantidad de recitales, y por ende, a trabajar más.

La Renga pensaba juntar 45 mil personas por recital, pero de esta manera, juntaría como máximo 36 mil personas, distribuidas 12 mil personas en el campo, 20 mil en las dos generales y 4 mil personas en la platea.

Los rockeros kirchneristas de Mataderos no tocan en Capital Federal desde 2007, cuando Macri aún no era jefe de Gobierno porteño. Sin embargo, a pesar de los antecedentes trágicos de los últimos años por no respetar la capacidad de los estadios, parece que La Renga quiere otra tragedia como la de Cromañón.

Dejá tu comentario