La izquierda obsoleta de Sierra Maestra en otro escrache

La posibilidad de que el gobierno de Mauricio Macri cierre un pacto con los llamados “fondos buitre” no sólo intranquiliza a los partidarios del kirchnerismo, sino también provoca el rechazo de sectores opositores como la izquierda.

Un reducido número de militantes encabezados por Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) y Vilma Ripoll (MST) se estableció esta mañana frente a la casa del ministro de economía Alfonso Prat-Gay en el barrio de Recoleta con el fin de hacerle un escrache porque no están de acuerdo con sus políticas económicas. Una práctica muy común de los sectores obsoletos de la izquierda argentina.

Esta protesta se basó principalmente en el rechazo que siente la izquierda recalcitrante argentina al pacto con los holdouts que impulsa el gobierno de Macri. “Abonarles una fortuna a los fondos buitre puede ser una brutalidad”, adelantó el líder del MST en el momento en que incitaba a las personas que circulaban por allí a sumarse al escrache.

Los pocos militantes que se hicieron presentes expresaron su rechazo al pacto con los típicos carteles de letras rojas que siempre utilizan, con inscripciones agresivas e irresponsables como “No abonar la deuda externa” así como “Prat-Gay=Cavallo”, frente a la sorpresa de los vecinos que circulaban por el lugar, quienes no entendían el sentido de la protesta.

Domingo Cavallo, el ex ministro de economía durante los gobiernos de Carlos Menem y Fernando de la Rúa se hizo presente como un protagonista indirecto de la movilización, ya que los militantes tuvieron tiempo para pensar en entregarle un premio muy simpático a Prat-Gay: “Cavallo del año”. Una nueva violación a la Constitución Nacional de la izquierda.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario