Myriam Bregman opinó sobre el accionar de Gendarmería en Panamericana

Luego de una jornada en la que fue difícil para la gente que trabaja y paga impuestos llegar a sus puestos de trabajo, la precandidata a diputada Myriam Bregman opinó acerca de lo que fue el paro y la movilización frustrada en la Panamericana.

Como ya nos tienen acostumbrados, agrupaciones de izquierda se acercaron a la Panamericana para cortarla y armar un caos, con el único fin de que ningún trabajador pudiera circular libremente, prohibiendo uno de los artículos de la Constitución Nacional.

Lo que sucedió en Panamericana fue ilegítimo e ilegal. Tanto quienes se estaban manifestando como los trabajadores ya habían dejado libre un carril, así que la represión fue un acto ilegal. Sin embargo, no me sorprende lo que sucedió, ya que la orden de reprimir vino de Burzaco” dijo la abogada del PTS/FIT.

Después hizo una conexión un tanto rebuscada en cuanto al pasado de Burzaco, al que vinculó con Sobich, quien era el gobernador de Neuquén cuando sucedió el caso del docente Fuentealba. Tuvo tiempo también para quejarse de que varios docentes fueron heridos y que la Gendarmería les tiró gases lacrimógenos.

Lo que Myriam no puede razonar es que además del justo reclamo que cualquiera puede hacer, también del otro lado hay gente con derechos, tal vez con más, ya que es gente que trabaja y paga impuestos. Si se hiciera un informe sobre cuántos trabajan y pagan impuestos entre los que ayer cortaban la autopista, el número no los beneficiaría.

En el día de ayer, decenas de canales mostraron en vivo cómo además de impedir el libre tránsito en Panamericana, los piqueteros arrojaron piedras y jabalinas caseras contra la Gendarmería. Se vieron imágenes con violentos con caras tapadas, cadenas y todo tipo de elementos para agredir y lastimar a la policía.

Si para Myriam Bregman concurrir a una movilización con una mochila llena de piedras, con tijeras, jabalinas caseras, cadenas y con los rostros tapados para no ser identificados es algo normal, nos queda claro cómo piensan y qué país desea la gente de izquierda.

Dejá tu comentario