El Frente Para La Victoria no perdona ni a los enfermos

En el universo de la política todo vale. No existen lealtades (menos aún la peronista), verdades, amistades ni ética. Todo sirve para tratar de pisotear a los otros partidos políticos.

Esta característica se podría hacer extensible a toda la comunidad de políticos, pero sería injusto. Sin embargo, sí se podría utilizar para tener una idea de lo que es el Frente Para La Victoria.

Esta introducción sirve para entender por qué un diputado del Frente Para La Victoria de Chubut fue presionado a obtener el alta mientras estaba internado por una afección cardíaca. El diputado había sufrido un pico de presión, pero para sus compañeros de la Legislatura fue más importante que se levantara de la cama para ir a votar.

Para lograr esta locura inhumana, el presidente del FPV de Chubut, Ricardo Muttio, se presentó en el sanatorio donde permanecía internado Sergio Brúscoli para exigir su alta médica.

Esto se conoció en las últimas horas gracias a la declaración del diputado Alfredo Di Filippo llevada a cabo en la última sesión de la Legislatura provincial, haciendo referencia al mal momento vivido por su compañero de banca Sergio Brúscoli, al que internaron el día lunes en un sanatorio de Rawson.

Chubut no es la excepción en cuanto al desmembramiento que está sufriendo el partido de Cristina Kirchner en los últimos meses. Así, Di Filippo fue uno de los tantos diputados que se alejó de sus filas, calificando a la banca kirchnerista como “la jaula de las locas”. Esto le ha valido numerosas críticas y agresiones.

Otro diputado del FPV, David González, se sumó a las denuncias, señalando que los problemas de salud sufridos por su compañero Brúscoli se debían a las continuas presiones, achaques y momentos de estrés que le provocaban sus propios compañeros de partido.

Sergio Brúscoli

El motivo para exigir que Brúscoli se levantara de la cama del sanatorio para ir a votar era evitar perder la votación que finalmente el FPV perdió, resignando cargos en secretarías importantes de la Legislatura.

Dicha votación había terminado empatada, por lo que era necesario el voto de Brúscoli para que el FPV ganara. Cosa que no sucedió.

Dejá tu comentario