El odio destilado de Hebe de Bonafini sobre la reina Máxima Zorreguieta

Hay un denominador común que comparten todos los kirchneristas: el resentimiento. No solo es la mentira y el pensamiento arcaico que anidan en sus cabezas. Para ser un kirchnerista de ley es necesario acumular una buena dosis de resentimiento.

¿Resentimiento a qué?

A las libertades, a la democracia, a las instituciones, al que piensa distinto, al que tiene dinero, al que sobresale del resto por sus méritos y no por sus delitos. Resentimiento y aversión a la ley. Les gusta vivir al margen, replegados en la oscuridad de ideas pacatas de antaño que nunca funcionaron para un país.

Y aquí en Argentina tenemos un gran exponente al que le gusta llamar la atención todas las semanas. Su nombre es Hebe de Bonafini.

Esta señora, líder de Madres de Plaza de Mayo, no soporta que Cristina Kirchner no sea más la presidenta de Argentina. No tolera que las urnas le hayan dado la espalda. Para ella, sería mejor, más lindo y revolucionario entrar en Casa Rosada y sacar a patadas a Mauricio Macri, como ya ha dicho también.

En el discurso brindado en el día de hoy, sus críticas apuntaron a Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y a la reina Máxima Zorreguieta. Porque no olvidemos, ella detesta todo lo distinguido. A ella le agradan la oscuridad y las bombas molotov.

A María Eugenia Vidal, Bonafini la comparó con un ser diabólico con cara de princesita. No contenta con esas palabras, la tildó de miserable a raíz de inconvenientes en comedores escolares. “Es una rata que otorga 6 pesos por cada chico para la compra de comida cuando un litro de leche está 35 pesos. ¿A sus hijos qué les da de comer? ¿Cuánto es el gasto que hace en comida?“, lanzó.

Hebe de Bonafini cloaca

Después se la agarró con Macri, muy disgustada por su viaje a Holanda. “Macri se siente feliz porque fue recibido por la reina. ‘Nos dieron la pieza de la reina para dormir’, dice. Me cago en la reina, no me hagan reír. No nos interesa qué ropa usan ni lo que comieron“, sostuvo con vehemencia y resentimiento.

Todo esto es a costilla de los compañeros muertos, del pueblo que sufre, de los que no tienen comida, de los niños pobres, de los maestros que no cobran, de los jubilados que no tenemos medicación“, añadió la fanática kirchnerista.

Por último, Bonafini expresó que a Macri “solo lo quieren los que tienen empresas, campos y los ricos“, pero que “el pueblo lo odia y le tiene bronca“. Resentimiento en estado puro.

Dejá tu comentario