Contra este tipo de policías lucha María Eugenia Vidal todos los días

Así como la política está podrida en este país, también lo están todas las instituciones, incluyendo la policía, especialmente la policía de la provincia de Buenos Aires.

Hace unos días salió a la luz una filmación de un policía que no cumplió su deber de la mejor manera. El video tiene una duración de 45 segundos y exhibe de qué forma un oficial de la Policía local del municipio de Ezeiza aspira cocaína dentro del patrullero.

Sin embargo, tal vez lo más curioso es que justo en ese momento el policía fue filmado por una compañera policía que estaba a su lado en el auto, lo que provocó que su caso llegara a la Justicia.

El que protagonizó este hecho fue Luis Montero, quien tuvo su ingreso a la policía hace aproximadamente dos años. Lo más factible es que Montero no haya advertido que su compañera lo estaba filmando en el momneto justo en que se dispuso a drogarse con cocaína.

Así como tampoco imaginaba que minutos más tarde dicho video iría a caer en manos de Damián Salas, jefe de la Policía de Ezeiza, quien inmediatamente reenvió dicho video a Gabriel Lamonico, secretario de Seguridad.

La escena entera se llevó a cabo en un intervalo bastante corto. De acuerdo a los manifestado por Lamonico, en el momento en que supo lo que estaba pasando, se solicitó una orden de requisa a la UFI descentralizada. De esta manera, agentes policiales fueron en busca de Luis Montero.

En el sitio se secuestró el sobrante de la cocaína que Montero había consumido horas atrás, así como se procedió a la detención del policía, quien fue trasladado a la fiscalía. Horas más tarde, se le inició una causa por infracción de la Ley 23.737 de estupefacientes y después fue liberado.

Hay que destacar el rápido accionar de las autoridades, que no tuvieron reparo ni encubrimiento para tomar las medidas justas con lo hecho por este miembro de la fuerza policial.

Dejá tu comentario