Así está en la actualidad Casey Wander, el niño K

El daño que hizo el kirchnerismo en la sociedad argentina todavía se está midiendo, ya que tiene una magnitud desproporcionada y nunca antes vista. No solo en la economía, en la cultura y en los demás ámbitos, sino también en el cerebro de muchos ciudadanos.

Todos nosotros tenemos a algún amigo o familiar con cierta cultura y hasta con uno o dos títulos universitarios, y hasta con varios viajes a Estados Unidos o Europa. Pero sin embargo, a pesar de los conocimientos y los diplomas, votan al peronismo o al kirchnerismo.

Hace unos días, Durán Barba explicó que esto ocurre cuando esta persona con cultura tiene un gran costado fanático y religioso, haciendo que su cerebro quede dormido y aflore todo su fanatismo religioso.

Pero el daño en las mentes de los argentinos no solo fue para las personas adultas, sino también para los niños, quienes durante 12 años fueron testigos de las locuras de un gobierno que solo tenía como único fin vaciar las arcas del Estado.

Muchos de estos niños tenían padres como los mencionados más arriba: con cultura pero muy fanatizados. Como fue el caso de Casey Wander, el nene de 11 años cuyos padres lo influenciaron para transformarle la cabeza a niveles insospechados y hasta indignantes. Abajo podés ver cómo un nene inocente puede convertirse en una momia autómata con el cerebro anestesiado:

Después de este video penoso, el pequeño Casey fue recibido por la ex Presidente Cristina Fernández de Kirchner. Y unos días más tarde, Jorge Lanata opinó sobre este hecho en su programa PPT, en canal 13, lo que provocó que la familia de Casey le iniciara acciones legles, por entender que el periodista de canal 13 le había hecho bullying.

Casey Wander hoy

Hoy en día, Casey milita en los subtes porteños, donde recita en voz alta todos los puntos flojos de la gestión de Macri, según su opinón. Han pasado tres años desde aquella primera entrevista, y a simple vista se ve el daño que el kirchnerismo le dejó en su cabeza.

Dejá tu comentario