Para el fiscal Ricardo Sáenz, lo de Nisman fue un asesinato

Ricardo Sáenz, quien es fiscal general ante la Cámara del Crimen, afirmó tajantemente el día de hoy que el fiscal Alberto Nisman, el ex titular de la UFI AMIA que apareció fallecido en su casa horas antes de presentarse frente al Congreso para exponer la demanda que había iniciado contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, “ha sido víctima del delito de homicidio”. De esta manera, es la primera vez que un funcionario judicial coincide de forma oficial con la hipótesis presentada por la demanda.

El fiscal Sáenz dio lugar al pedido de Sandra Arroyo Salgado, quien apeló frente a la Cámara la resolución de la jueza Palmaghini de rehusar el envío de la causa a la Justicia Federal.

En un dictamen, que no es vinculante para el Tribunal de Apelaciones, Sáenz comprendió que el asesinato es la primordial hipótesis que se maneja en la causa en la actualidad, cuya investigación está a cargo de la jueza en lo penal Palmaghini.

Asesinato de Nisman

“Coincido con los apelantes en que el objeto procesal de esta causa hasta el instante, lo forma la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio”, expresó el fiscal en un dictamen presentado el día de hoy frente a la Cámara.

Por su parte, tanto el fiscal general Ricardo Sáenz como la querella coincidieron en que la causa debe pasar a la justicia federal. De esta manera, la que tiene que tomar una decisión acerca del futuro de la investigación es la Cámara del Crimen.

“Existiendo la posibilidad de que Alberto Nisman, el fiscal que estudiaba el atentado a la AMIA, y quien había hecho una denuncia contra la entonces Presidente de la Nación, el Canciller y varios funcionarios, haya sido víctima de un asesinato 4 días tras esa demanda, la investigación debería ser continuada por la Justicia Federal de esta ciudad, que es la que tiene la competencia más extensa para conocer y esclarecer cuál de todas y cada una de las hipótesis implicadas resulta por último aplicable al hecho”, señaló Ricardo Sáenz.

El fiscal general contó los razonamientos de las demandas, que para él refuerzan la hipótesis del homicidio y no la del suicidio y particularmente mencionó a la situación del encausado Diego Lagomarsino, quien entregó a Nisman el arma la noche precedente al descubrimiento de su cadáver.

“Los recurrentes sostienen con razón que la presencia del arma que provocó su muerte en el departamento de Nisman no está justificada por una explicación lógica”, ya que las tres versiones expuestas en la causa a este respecto son contradictorias y sólo podrían ser corroboradas o bien no por el fallecido, especificó en el dictamen.

Asimismo contó otros aspectos remarcados por la familia del fiscal, como que el departamento podría haber sido “limpiado” y de ahí que no haya huellas digitales, la manipulación de su computadora personal, “o bien que el contenido de su teléfono fue borrado”.

El fiscal comprendió que los razonamientos de los apelantes son sólidos. La resolución final va a estar a cargo de la sala VI de la Cámara del Crimen, que ha fijado audiencia para ampliar razonamientos el 18 de marzo a las 9.30, después de lo que va a quedar en condiciones de solucionar.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario