El Papa peronista y una nueva foto con una figura polémica

En un Vaticano totalmente ajeno a los periodistas, el Papa Francisco brindó recibimiento a las cinco de la tarde a Hebe de Bonafini, quien a los 87 años es la mítica presidente de las Madres de Plaza de Mayo e involucrada en el caso de corrupción de Sueños Compartidos. Luego de la reunión, la dirigente de Madres de Plaza de Mayo manifestó que le solicitó perdón por los duros comentarios que le había disparado en el momento en que era elegido en su actual cargo e incluso aclaró: “con el Papa nos equivocamos como nos sucedió con Kirchner“.

La reunión con la defensora del kirchnerismo se prolongó por aproximadamente 2 horas. El Papa peronista le había hecho invitaciones gran cantidad de veces aunque Bonafini, con su forma intolerante, soberbia y violenta, lo consideraba un enemigo. Sin embargo, las épocas cambian, y esta tarde primaveral y soleada convocó a Francisco así como a Hebe en un salón de la Casa de Santa Marta, el hotel interno del Vaticano.

Otro personaje polémico con el Papa, y van…

A Francisco le comuniqué que traía una misión bastante complicada, que nuestra patria precisaba de su expresión, que en cinco meses este Gobierno destrozó lo que realizamos en 12 años”. Dijo la dirigente kirchnerista, quien además le dijo al Papa peronista que en el país existe “violencia institucional así como de la otra“. Algo de lo que Bonafini y sus hijos terroristas saben bastante.

Francisco me escuchó con mucho interés las 2 horas que conversamos, me afirmó que había muchas cosas que las sabía aunque había otras que no las conocía“, sostuvo Bonafini, así como informó que le solicitó al Papa peronista que venga a la Argentina “ya que su palabra es de vital importancia“.

Papa Francisco Bonafini

Bonafini calificó también de “violencia” el incremento del valor del pan, la importación de naranjas de España, el cierre de fábricas así como la presunta instalación de una base de Estados Unidos en Tierra del Fuego, entre otros reproches a la gestión macrista. “Nosotros tenemos temor, demasiado pánico, a que algún desequilibrado suelto responda a esa violencia que nos están imponiendo“, añadió. La titular de Madres explicó que el Papa peronista le “demostró cariño así como que la trató con bastante afecto”.

En el momento del intercambio de regalos, la dirigente kirchnerista le regaló al Papa peronista el clásico pañuelo blanco así como un ladrillo de un muro que se había caído de la filial de la asociación en Argentina; a la vez que el Papa le obsequió un rosario y una placa.

La notificación de la audiencia de Bonafini con Francisco creó controversia después de que la dirigente social Margarita Barrientos, cercana al Jefe de Estado Mauricio Macri, contara que no ha sido recibida por el Papa peronista en su última visita a Roma.

De esta manera, quedó consumada otra visita más de una persona ligada al kirchnerismo y la corrupción. La lista es larga, entre los que se destacan Guillermo Moreno, muy cercano a Francisco, a pesar de su carácter violento.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario