Si no votan a los kirchneristas, no les dan agua

En San Benito, una pequeña localidad de Santiago del Estero, ven caer la lluvia cada ocho meses. Para quienes viven allí, el tema del agua es el mayor problema de esa localidad.

Y entre las preocupaciones que tienen a diario, los habitantes del lugar no dudan en señalar dos: la lucha constante para que el tanque de agua no quede vacío y poder alimentarse todos los días.

César Coronel, el comisionado municipal, fue denunciado por estos vecinos por utilizar este recurso natural para hacer clientelismo con el fin de obtener votos. El método que utilizó fue amenazar a la gente con dejarla sin agua si no votaban a los candidatos oficialistas, que pertenecen al kirchnerismo y juegan a favor de Claudia Ledesma, la gobernadora kirchnerista de Santiago del Estero.

Rómulo Campos contó: “Hice una zanja de 600 metros, pero el comisionado me informó que no me iba a poner la canilla porque en las PASO mis hijos fueron fiscales de Cambiemos“. Campos también mostró el depósito de agua que tiene instalado en su casa.

El comisionado nos insistió para que votemos a Gerardo Zamora, esposo de la gobernadora, y a él. Tuve que tratar de no perder el control, ya que eso me dio mucha bronca. Quieren prohibirnos expresar nuestras ideas“.

Rogelio Ledesma, otro vecino del lugar, contó que el comisionado lo dejó a él y a su padre de 84 años cinco meses sin agua por haber votado a otro candidato.

Lo llamativo es que por el pueblo circulan varios camiones cisterna con la leyenda “César Coronel 2017”, y en una pared del acueducto puede leerse con claridad “César Coronel 2017”. Sin embargo, Coronel afirmó que no está usando el agua para hacer su propia campaña.

Parece mentira que en pleno siglo 21, aún haya gente de esta calaña que decide quién tiene agua y quién no, como si fueran los dueños de la misma, además de tratar como esclavos a los habitantes del lugar.

Dejá tu comentario