La bizarra página donde se esconden los fanáticos kirchneristas

Los fanáticos y fundamentalistas del kirchnerismo están transitando una etapa triste, de nervios y de mucho odio. Se sienten solos, incomprendidos y con mucha nostalgia hacia las cadenas nacionales de 3 horas que les brindaba su jefa espiritual, Cristina Fernández de Kirchner.

Es por este motivo que han creado un página, llamada tinder-k.com, en donde están atrincherados y resistiendo al gobierno de Mauricio Macri, que fue elegido democráticamente a través de las urnas por un período de 4 años.

Hace varios meses se vienen juntando en el Tinder K, un sitio en donde todos los kirchneristas nacionales y populares tienen su espacio para encontrar a su media naranja con la que compartir una relación amorosa o simplemente una amistad.

Básicamente, el objetivo que tiene esta página web es la de juntar a personas que quedaron solas después de haberse peleado con sus parejas macristas, y ahora necesitan apoyo y contención.

En la página principal del sitio se puede leer el lema kirchnerista “Amor en tiempos de lucha”, algo que genera una leve contradicción con solo ver la manera de hablar de algunos personasjes conocidos de este partido político sectario, como Luis D’Elía, Hebe de Bonafini, Guillermo Moreno y hasta la propia Jefa de La Banda.

Ezequiel Berardi, creador de la página en cuestión, explicó que esta página de encuentros kirchnerista surgió como una especie de página consuelo donde los kirchneristas se atrincheraron después de la fatídica derrota en las elecciones presidenciales de 2015.

También afirmó que quienes se registran son fanáticos kirchneristas que andan buscando a otra persona para poder sobrellevar estos 4 años de neoliberalismo, aguardando juntos el 2019 para que vuelva el populismo.

Asimismo, el creador del Tinder que incluye en su página principal la foto de los dos jefes de la banda, indicó que su límite es Mauricio Macri, sosteniendo que se siente afortunado al no haber tenido nunca una relación con una mujer macrista.

Dejá tu comentario