Millones de refugiados en Europa: atentado en Múnich

Un hombre falleció y tres fueron heridos el martes en las proximidades de Munich, Alemania, en un ataque con cuchillo perpetrado por un alemán, que clamó argumentos musulmanes, según los oficiales, que no descartan no obstante el acto propio de una persona demente.

Conforme la fiscalía, el atacante, de 27 años, apuñaló a cuatro personas en torno a las 5 de la mañana en la estación S-Bahn (trenes interurbanos) de Grafing, diminuta localidad al este de Múnich. Como producto del ataque, un hombre de unos 50 años murió a causa de las heridas provocadas por el agresor. Los heridos tienen 43, 58 y 55 años.

“El agresor hizo testimonios en el lugar del homicidio que muestran motivos políticos, aparentemente islamistas”, asintió un vocero de la fiscalía. “La naturaleza exacta de estos testimonios está siendo verificada”, añadió.

Según el periodismo local, que referencia a testigos, el hombre gritó “Allahu Akbar” (“Alá es grande”). Segundos después del ataque, el atacante pudo ser aprehendido en el sitio donde realizó la locura, en esta localidad que cuenta con unos 13.000 habitantes. Se pudo precisar a través del ministro bávaro del Interior que sin embargo los investigadores verifican si esto gira en torno de “un desequilibrado o de un asunto de adicción a la droga”. “Todo esto debe ser aclarado” dijo a los periodistas Joachim Hermann.

El hombre, un alemán procedente de Hesse (oeste) no era de “origen inmigrante”, según las autoridades presentes en el lugar. De confirmarse el móvil islamista del ataque, podría ser el tercer ataque de este tipo en el país desde septiembre. Los dos previos han sido contra policías.

Atentado en Alemania

Alemania no se ha visto perjudicada hasta ahora por un atentado yihadista de magnitud, contrariamente a sus vecinos franceses y belgas, aunque dos combatientes de habla alemana, que reivindicaron su pertenencia al grupo Estado Islámico en Siria, han amenazado al país y a la canciller Angela Merkel en agosto de 2015. A través de datos proporcionados por la seguridad interior alemana, unas 740 personas han abandonado Alemania para incorporarse a grupos yihadistas en Irak o Siria. Se calcula que de estas 740 personas, una tercera parte ha regresado a Alemania. Unos 120 resultaron muertos.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario