Siete personas han fallecido tras colisionar en el aire un helicóptero y un ultraligero en el camí de Taritx, entre Inca y Costitx. Por el momento, se desconocen las causas de la colisión, y la Guardia Civil ha abierto ya una investigación para esclarecer los hechos. Entre los fallecidos se encuentra al menos un menor.

Al parecer las dos aeronaves, en las que viajaban cinco y dos personas respectivamente, han chocado en el aire y han salido repelidas cada una hacia una dirección, cayendo sobre jardines y zonas de cultivo pero evitando por poco las casas cercanas, en su mayoría habitadas en ese momento. Como consecuencia todos los ocupantes de ambos medios aéreos han fallecido.

Los equipos de emergencias se han desplazado rápidamente hacia el lugar y los Bombers de Mallorca han trabajado en la extinción del incendio generado como consecuencia del accidente aéreo, una tarea a la que han contribuido los mismos vecinos, ayudando a las labores de extinción con sus mangueras.

Según ha informado el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), hasta al lugar de los hechos se han desplazado varias ambulancias, que sin embargo no han podido hacer nada por los ocupantes.

En el helicóptero viajaban una familia de nacionalidad alemana con sus dos hijos menores de edad y un piloto de nacionalidad italiana. En el ultraligero, dos hombres de nacionalidad española.

La Policía Local de Inca ha explicado que los medios aéreos han caído en unas fincas, en la carretera de Sencelles a Sineu. En la zona cercana se acumulan multitud de restos disgregados de las aeronaves accidentadas que deberán ser recogidos para su análisis.

Reacciones in situ

Las reacciones a todos los niveles no se han hecho esperar. El encuentro entre el Real Mallorca y la Real Sociedad en el estadio de Son Moix ha empezado con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, se ha desplazado hasta el lugar del accidente. Cladera ha llegado a primera hora de la tarde con gesto serio para conocer de primera mano lo sucedido, y ha saludado al director general de Emergencias, altos cargos del 112 y otros cargos políticos locales. Poco después lo ha hecho también la presidenta del Govern, Francina Armengol.

La consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro, ha realizado declaraciones a los medios en el mismo lugar, y ha insistido en que todavía es pronto para dar detalles sobre lo sucedido, puesto que la autoridad judicial estaba procediendo al levantamiento de los cadáveres. Por ello Castro ha pedido «prudencia» y ha dicho que solo pueden «lamentar esta desgracia y transmitir las condolencias a los familiares y amigos de las víctimas».

Dejá tu comentario