El populismo del kirchnerismo dejĂł un gran cantidad de “derechos adquiridos” que no hicieron mĂĄs que empobrecer al paĂ­s y perjudicar a los que recibieron esos regalos del gobierno, ya que una gran mayorĂ­a de medidas, como los planes sociales, solo crearon mĂĄs pobreza y vagancia. Y gente dependiente del Estado.

Una de las mayores polĂ©micas de los Ășltimos meses fue el sistema de FĂștbol Para Todos, que dejĂł de existir para dar inicio a un fĂștbol con transmisiones pagas, lo que generĂł cierto descontento y crĂ­ticas de algunos sectores de la sociedad, especialmente de los kirchneristas.

A partir de ahora, serĂĄ necesario haber contratado el Pack FĂștbol, que tiene un valor de 300 pesos mensuales, para poder disfrutar los fines de semana de los partidos de la Superliga que se emitirĂĄn por los canales Fox Sports y TNT Sports.

Sin embargo, la buena noticia para los fanĂĄticos del fĂștbol y de los “derechos adquiridos” es que cada fin de semana habrĂĄ cuatro partidos que no se emitirĂĄn codificados y que se podrĂĄn ver de manera gratuita.

Lo llamativo de esta medida del gobierno de Mauricio Macri no es que haya ciertos kirchneristas enojados porque tendrĂĄn que pagar, sino que la mayor parte de la sociedad argentina estĂĄ a favor con el fĂștbol pago, ya que hay que tener en cuenta que de pago, poco tenĂ­a, porque como todas las cosas que son gratuitas, alguien debe pagarlas.

Esto es algo que explicĂł de manera clara el economista Javier Milei, quien en una entrevista televisiva se despachĂł con total elocuencia y gran muestra de conocimientos econĂłmicos sobre la mentira del “fĂștbol gratuito”, ya que en realidad, hay una parte de la sociedad, que a travĂ©s de los impuestos, subsidia ese regalo que se les da a sectores que no producen ni generan nada para el paĂ­s a nivel econĂłmico.

Turner y Fox compraron los derechos del fĂștbol argentino por cinco años, y tendrĂĄn la posibilidad de extender el contrato por otros cinco.

De esta manera, se pone fin al fĂștbol bancado por clase media que paga impuestos y que beneficiaba con fĂștbol gratuito a sectores de la sociedad que no abonan nada y que reciben constantemente beneficios del Estado.

DejĂĄ tu comentario