Un relato ins√≥lito sobre una experiencia extra√Īa es lo que expuso el abogado de Milagro Sala, Ariel Ruarte, durante una sesi√≥n ordinaria de la Legislatura de Jujuy.

Después de todo el mamarracho visto cuando Sala estuvo unas semanas en su prisión domiciliaria, ahora fue su propio abogado el que fue centro de un nuevo papelón.

Es que parece que no se conformaron con los elementos que pidi√≥ Sala para festejar el carnavalito juje√Īo dentro de la c√°rcel, el video que hizo hablando sobre Santiago Maldonado, haber salido al balc√≥n de su casa para preguntar d√≥nde estaba el artesano o las heridas que se autoprovoc√≥ para salir de la c√°rcel.

Ahora se sum√≥ su abogado, quien cont√≥ su “historia traum√°tica” vivida en el despacho del juez Antonio Llermanos. Decidido a saber c√≥mo se implementar√≠a la salida de Milagro Sala hacia un sanatorio para realizarse chequeos m√©dicos, el diputado de Unidos y Organizados se acerc√≥ a los tribunales para mantener una reuni√≥n con el juez.

Seg√ļn lo relatado por el diputado juje√Īo, el juez lo recibi√≥ en su despacho, pero a los pocos segundos, al observar c√≥mo estaba vestido el abogado defensor de Sala, le pidi√≥ que se retirara, ya que esas no eran condiciones adecuadas para la entrevista.

‚ÄúEstaba vestido con una remera del Chapul√≠n Colorado y un pantal√≥n largo‚ÄĚ, se victimiz√≥ Ruarte.

Abogado Milagro Sala Chapulín

El abogado de Sala plante√≥ en el recinto que no existe ning√ļn c√≥digo que establezca la forma en que una persona debe vestirse para reunirse con un juez, por lo que consider√≥ que hubo animosidad de parte del juez Llermanos.

Lo expuesto por Ruarte fue tomado como una cuestión de privilegio, lo que significa que esta situación será tratada en la comisión de asuntos institucionales para llegar a una resolución.

Abogado Milagro Sala Chapulín

Cabe recordar que esta no es la primera vez que un ciudadano se presenta ante un juez con vestimenta poco adecuada para el momento. En la causa de Santiago Maldonado, varios mapuches se presentaron en el juzgado con sus cabezas encapuchadas para declarar.

Tal vez sea una nueva moda del izquierdismo y el kirchnerismo tomada de otro país. El antecedente más reciente es el de los dirigentes del partido político Podemos, quienes se presentaron para asumir sus bancas vestidos con remeras, barba y rastas.

Dej√° tu comentario