Argentina estuvo gobernada durante 12 a√Īos por un grupo de gente que se autodenomin√≥ como gobierno “nacional y popular”, defensor de los m√°s humildes y a favor de todas las causas de Derechos Humanos. Fueron a√Īos en los que un relato fantasioso y adolescente penetr√≥ en el inconsciente de gran parte de la sociedad, llegando a creer en muchos casos que √©ramos mejor pa√≠s que Alemania.

Esto llev√≥ a que el pa√≠s se aislara del resto del mundo y que hiciera amistad con pa√≠ses como Venezuela, Angola y Cuba, y que defendiera a l√≠deres mesi√°nicos que lo √ļnico que les dieron a sus pa√≠ses fue miseria, dictadura e infelicidad.

Mientras tanto, en las cadenas nacionales que brindaba una abogada exitosa de la que nunca se conoció su título universitario, le decían al pueblo que comprar dólares estaba mal, que significaba ser cipayo y apátrida, y que en cambio, apostar al peso era un acto heroico y nacionalista.

Relatos de este tipo hay un mont√≥n, ya que el gobierno “nacional y popular” trataba de adoctrinar a un pueblo que compraba d√≥lares a escondidas y que ten√≠a cada vez m√°s trabas para pasar las vacaciones en el extranjero. Porque vacacionar en el extranjero, tambi√©n, estaba visto por el kirchnerismo como un acto gorila y facho.

Sin embargo, de a poco comenzaron a mostrar la hilacha, y todo ese relato mentiroso fue cayendo poco a poco. Tanto es as√≠, que los gobiernos de N√©stor Kirchner y Cristina Fern√°ndez fueron los m√°s corruptos de la historia argentina, con desv√≠o de fondos, bolsos de dinero en un convento, d√≥lares enterrados en estancias, cajas de seguridad con millonarias sumas en d√≥lares y miles de inmuebles desparramados por todo el pa√≠s, pertenecientes todos a los integrantes del gobierno “nacional y popular”.

Pero como no hay mal que dure 100 a√Īos, el kirchnerismo debi√≥ abandonar el poder cuando el pueblo abri√≥ los ojos, y fue Mauricio Macri el que ocup√≥ el lugar despu√©s de vencer en las elecciones de octubre de 2015.

A partir de este momento, las causas por corrupción abundaron, y se llegó a la conclusión de que todo había estado fríamente armado y organizado, siendo Néstor Kirchner y después Cristina Fernández los jefes de la banda delincuencial, mientras los demás miembros del gobierno eran los que robaban para la corona.

Esta es la lista completa de delincuentes kirchneristas, hasta el 4 de noviembre de 2017:

Lista presos condenados kirchneristas

Lista presos condenados kirchneristas

Lista presos condenados kirchneristas

Mientras contin√ļan llegando a los pabellones de las c√°rceles quienes fueron los responsables de robar y hacer el trabajo sucio, todav√≠a falta que caiga la l√≠der de la banda: Cristina Fern√°ndez de Kirchner.

Dej√° tu comentario