Carlitos Tévez no quiere saber nada con Macri ni con Scioli en las elecciones de octubre

Carlos Tévez se desmarcó de los más importantes candidatos a presidente y resolvió alejarse del planeta político. Desde la concentración de la Selección en Houston se expuso su relación con Mauricio Macri e incluso Daniel Scioli, y prefirió pasar por alto la controversia que se generó a continuación de sus palabras en el programa de Alejandro Fantino.

“Tomé la definición de no pegarme ni a Macri ni a Scioli”, aclaró el jugador de Boca, y adicionó que “la gente tiene que elegir sola”, en épocas de elecciones en la Argentina. De esta forma, Tévez buscó despegarse de la imagen de los máximos candidatos a alcanzar a la presidencia en octubre.

Tévez tiene una correspondencia excesivamente cercana con el gobernador bonaerense y con el jefe del PRO. En distintos momentos visitó a Scioli en el estadio de Villa La Ñata, en el lugar donde el candidato del Frente Para La Victoria juega un torneo de fútbol de salón. Y también solía frecuentar al jefe de gobierno porteño en el momento en que visitaba el país a lo largo de el año.

Carlos Tévez - Macri

El jugador de Boca no desea que la dirigencia política use su imagen para ganar votos en tiempos electorales. Pretende que sus dichos no direccionen el menor voto así como que las fotos beneficien a uno de los candidatos presidenciales con los que tiene contacto.

“La gente tiene que analizar e incluso decidir qué resulta lo que más le conviene”, afirmó en una conferencia sobre Boca, la Selección así como su presente, que resultó en su contacto con la política local y las declaraciones que hizo en el programa de televisión Animales Sueltos de Alejandro Fantino.

En relación a las quejas que recibió de políticos kirchneristas luego de afirmar que “la pobreza existente en Formosa es enorme”, prefirió evitar hablar del tema. “Dejémoslo ahí”, afirmó con ánimos de cortar el asunto y no meterse en un nuevo altercado con el gobierno formoseño.

A continuación del análisis de Tévez acerca de Formosa, un funcionario del gobierno provincial, Jorge Manuel Santander, lo insultó e incluso lo calificó de “villerito europeizado” así como “podrido de mierda”, entre otros agravios. Además, el gobernador formoseño, Gildo Isfrán, lo criticó e incluso señaló que “los porteños se creen europeos en el exilio”. Tevez nunca respondió.

Consultado acerca de su deseo de no influir en la campaña electoral, manifestó: “No hace falta que lo diga yo. Ya he demostrado que no me tomo ninguna foto ni estoy con ninguno de los dos”. Tévez trató de ser cauto con su exposición así como hablar lo menos posible de temas políticos.

“Se encuentra más que claro que no me involucro políticamente por la razón de que son tiempos donde la gente tiene que pensar y creo que los ídolos tenemos que dejar que los argentinos decidan por sí mismos”, explicó. El delantero “xeneize” ya había explicado en notas previas que no quería que su imagen sea vinculada con la política.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario