Otro hecho polémico en el partido de Avellaneda

Que el peronismo siempre juega del lado de la corrupción, el engaño y la mentira, no es nada nuevo. En las últimas décadas hemos sido testigos de la masacre cultural y económica que hizo el partido fundado por Juan Domingo Perón, el padre de la criatura.

Pero más allá del mal desempeño que tuvo el peronismo-kirchnerismo en las últimas elecciones presidenciales y en las de la provincia de Buenos Aires, los principales actores de este partido político con ideas medievales no piensan en cambiar de fórmula.

¿Para qué cambiar de fórmula si todavía existen millones de personas con Síndrome de Estocolmo? Personas enamoradas de un relato peronista de inclusión social que nunca llegó. Personas que se conforman con migajas y personas a las que no les importa la cultura y la libertad intelectual.

Es por eso que el peronismo y el kirchnerismo siguen en la misma senda. Hace unas horas se conoció que el intendente del partido de Avellaneda, Jorge Ferraresi, firmó un decreto por el que nombró a su hija, Agustina Ferraresi, como Directora General de Arte, Cultura y Espectáculos de la municipalidad.

Agustina, además de cobrar un sueldo superior a los 30 mil pesos por mes, también recibirá una bonificación por dedicación exclusiva, una bonificación por título secundario y otra bonificación retributiva no bonificable.

Ante el conocimiento de esta noticia, las redes sociales estallaron en contra de este decreto. Jorge Ferraresi, de sangre ultrakirchnerista, no es la primera vez que designa a un conocido o familiar para que trabaje en su municipio. Es costumbre de este intendente incorporar a militantes K para que desempeñen tareas en diferentes áreas.

Desde el entorno del intendente, solo atinaron a decir que esto no es más que otra operación del macrismo para dañar la imagen de Ferraresi y de todo el kirchnerismo en su conjunto.

Dejá tu comentario