Las mentiras de la intendenta kirchnerista para adjudicarse un logro

Tanto el kirchnerismo como su padre, el peronismo, han basado a través de los años toda su ideología y discurso en la mentira y la creación de realidades fantásticas. Ejemplo de ello son los lemas que levantaron y siguen levantando en la actualidad, para pescar desprevenidos votantes. “Inclusión social”, “justicia social”, “redistribución de la riqueza”, “combatiendo al capital” y varios más, propios de un libro de la poeta contemporánea Belén Francese.

Sin embargo, y debido a los fracasos ocurridos durante varias décadas en las que gobernó el peronismo, la sociedad perdió confianza en esta fuerza fundada por Perón, y que sigue el mismo dogma arcaico de varias décadas pasadas.

Pero como dice el refrán, siempre hay un roto para un descosido, y así como en la mayor parte del país el peronismo perdió credibilidad, en La Matanza ocurre lo contrario: todavía sienten pasión por el peronismo.

Solo en un escenario de estas características puede ocurrir semejante mentira. Y es que la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, aprovechó la obra que está llevando a cabo el gobierno nacional, el Metrobús, para adjudicársela como propia.

Como informamos hace unos días en esta nota, el Metrobús, un símbolo de la gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires, se extenderá próximamente a La Matanza, tierra peronista-kirchnerista por excelencia, brindándoles a los habitantes de este distrito un transporte público más eficiente y civilizado.

Este será el ramal de Metrobús más extenso y que tendrá su fecha de lanzamiento a fines de este mes. Este sistema les permitirá a los pasajeros el ahorro de un 30% del tiempo, estaciones con asientos, techo, luces LED, rampas, sendas peatonales y 21 líneas de colectivos.

Las mentiras de Verónica Magario

Pero lo que más llama la atención, es esta gigantografía de la intendenta Verónica Magario, anunciando la obra como propia, cuando en realidad fue una idea del macrismo y fondos proporcionados por el gobierno nacional.

De esta manera, esta mentira se suma a la montaña de mentiras que acumula el peronismo-kirchnerismo. Una gran parte del país ya se dio cuenta. Esperemos a que la otra mitad despierte.

Dejá tu comentario