Julio De Vido sigue enviando cartas desde la cárcel

A través de una nueva carta que fue publicada mediante la red social estadounidense Facebook, el cajero de la corrupción K, Julio De Vido, hizo mención a Sergio Massa (ex jefe de Gabinete durante el kirchnerismo), a Graciela Ocaña (ex ministra de Salud), a Martín Lousteau (ex ministro de Economía) y a Florencio Randazzo (ex ministro de Transporte), quienes participaron de las últimas elecciones legislativas desde diferentes frentes políticos.

En su amplia carta, el cajero de la corrupción K calificó a los monjes negros como intérpretes funestos que siempre terminaron gobernando a quienes fungen de conducirlos e incluso en gran parte de casos signaron trágica y negativamente sus evoluciones.

Dichos monjes negros son usuales en la actualidad, y tanto los efectos de hoy como los del pasado acerca de su conducta los estamos sufriendo algunos, por el momento, en las cárceles de Macri“, afirmó el ex ministro K.

De Vido, que ahora pasó a formar parte de la comunidad tumbera de la cárcel de Marcos Paz, se pregunta en la carta cómo puede ser que tanto Randazzo como Massa, Lousteau y Ocaña hayan tenido el atrevimiento de formar parte de listas de candidatos opositores a Cristina Kirchner, cuando fue justamente durante la década ganada cuando ellos ocuparon cargos importantes en el kirchnerismo.

Pero no conforme con eso, agregó: “No me refiero a una calificación personal de estos candidatos, sino a la función que cumplieron al poder de turno, y no precisamente el de Macri, sino a los poderes hegemónicos que gobiernan el país“.

De Vido también aseguró que seguirá escribiendo cartas desde la cárcel para comunicarse con toda la gente en general y en especial con sus compañeros de ruta, con quienes pretende crear una oposición al modelo neoliberal de Mauricio Macri.

Julio De Vido cartas cárcel

También trató de dar a entender que detrás de estos candidatos, hay un monje negro que los envió a que se postularan contra Cristina Kirchner, en clara alusión a Héctor Magnetto, a quien los kirchneristas no pueden sacarse todavía de la cabeza, lo que se transformó ya en una obsesión.

Después de su delirio persecutorio y conspiratorio contra la década ganada que dejó 30% de pobreza, el ex ministro kirchnerista firmó su carta de la siguiente manera: “JULIO DE VIDO. DIPUTADO NACIONAL. PRESO SIN CONDENA. CÁRCEL DE MARCOS PAZ. PABELLÓN 7 MÓDULO 5. CELDA 702”.

Dejá tu comentario