Los kirchneristas son más feos que los macristas

Es algo que ya quedó comprobado durante los últimos años: los kirchneristas son más feos que los macristas. Hay cientos de razones físicas, intelectuales, sentimentales, neurológicas y hasta estéticas que corroboran lo afirmado.

Son pruebas a las que puede acceder cualquier persona, sin importar su edad ni nivel socioeconómico. Es una de esas verdades tatuadas en los manuales de la historia argentina: los kirchneristas no solo son corruptos, mentirosos y resentidos. También son feos.

A las mujeres, les gustan más los macristas de camisas y polar, que los kirchneristas con la remera de Néstor y tocando un bombo en una marcha por la avenida 9 de Julio.

A las mujeres, les atraen más los macristas de buenos modales, que los kirchneristas patoteros que destrozan vidrieras en las manifestaciones “populares”.

A las damas, les agradan más los macristas perfumados y afeitados, que los kirchneristas que usan pecheras de ATE y tienen olor a neumáticos quemados.

A las mujeres, les atraen más los macristas pasionales y defensores de la verdad, que los kirchneristas mentirosos y que son valientes cuando están escoltados por barrabravas del Conurbano bonaerense.

A las chicas limpias, les gustan más los macristas con camisa Polo o Lacoste, que los kirchneristas con la remera de Che Guevara y 48 horas sin desodorante.

A las chicas, las enamora más un Marcos Peña irónico y con cara angelical, que un Luis D’Elía que odia a la oligarquía y toma una comisaría en La Boca.

Kirchneristas más feos macristas

A las chicas educadas, les gusta más un macrista trabajador y honesto, que un kirchnerista delincuente y que falsifica títulos universitarios.

A las mujeres de bien, les parece mejor que un macrista haga timbreo y charle con los vecinos, que un kirchnerista que no se preocupa por los vecinos y solo aparece cuando está de campaña electoral.

A las mujeres, les gusta más un Presidente sensible, pero con personalidad, que una kirchnerista belicosa, rencorosa y obsesionada con los dólares.

En definitiva, aunque quede fuera de lo políticamente correcto, los kirchneristas son más feos que los macristas. Y aunque haya periodistas progres que defienden a delincuentes, ya está comprobado: los kirchneristas son mafiosos, mentirosos, corruptos y traidores a la Patria. Por lo tanto, los macristas son más lindos que los kirchneristas.

Dejá tu comentario