La modelo kirchnerista y su lamentable deseo para el país

Úrsula Vargues es conductora de televisión, panelista y modelo. Y también, defensora del gobierno más corrupto de toda la historia argentina: el kirchnerismo. La bella Úrsula saltó a la fama después conducir el programa de autos El Garage. En 2006, ocupó una silla entre los panelistas de Duro de Domar, el programa progre que hacía defensa del consumo de marihuana y se burlaban, por ejemplo, de Eduardo Feinmann.

Más tarde, en 2007, ha sido la voz central en uno de los programas más escuchados en Rock and Pop Beach, que se transmitía desde Mar del Plata. A pesar de tener una carrera con relativo éxito, nunca dejó de pertenecer a la farándula progre: una nueva raza de panelistas y pseudo periodistas que apoyan ciegamente al kirchnerismo, opinan a favor de las drogas y odian a la clase media y alta. Pero eso sí: estos nuevos bolcheviques revolucionarios aman Miami y Punta del Este.

Úrsula Vargues

Úrsula, de su perfil de Twitter, acostumbra a tener opiniones provocadoras, cuyo objetivo es mostrar su débil ideología y hacer la revolución marxista bloqueando a otros usuarios.

Los más de 100 mil seguidores que tiene la modelo, quedaron estupefactos al leer un tuit suyo donde expresaba su anhelo de que llegue cuanto antes el 2001. Lo que significa que espera ansiosamente que el país estalle como hace 15 años, cuando De La Rúa se tuvo que ir en helicóptero, hubo muertos y el país era un caos. Eso es lo que desea fervientemente Úrsula.

Las medidas adoptadas por aquel gobierno en materia económica desembocaron en la renuncia precipitada del Presidente De La Rúa y un caos que se extendió por varios meses.

Vargues tal vez no lo recuerde bien, ya que vivía el esplendor de su etapa como modelo y no era la panelista comprometida con las causas sociales como lo es ahora. Pero vale recordar que en 2001 hubo 30 manifestantes muertos, protestas en todo el país y se declaró por decreto el estado de sitio.

Después, la bella Úrsula salió a aclarar lo que había dicho, aunque con poca humildad y con mucha soberbia, con bloqueos masivos de usuarios que la insultaron y cuestionaron.

Además de criticar al gobierno de Macri, esta eterna panelista también criticó a la clase media, de la que se burló al afirmar que desean ser ricos, pero que no pueden.

Habría que aclararle a esta panelista que si ella no quiere pagar las nuevas tarifas, también hay muchos argentinos que no desean pagar las consecuencias de la corrupción de los últimos 12 años del gobierno que ella tanto idolatra. Aumento de tarifas que también surgen debido a la irresponsabilidad e incompetencia del gobierno anterior.

Porque de ser así, como su pequeño cerebro razona, los que votaron a Macri tendrían que pagar el tarifazo. ¿Pero quién paga todo el dinero que falta en las arcas del estado? Está muy claro: los que votaron el proyecto nacional y popular. Este sería el razonamiento de la eterna panelista.

Dejá tu comentario

Dejá tu comentario