‘balconing’ en Mallorca. Un joven turista británico de 20 años murió este viernes en Magaluf al caer desde el balcón de su apartamento, tras una noche de juerga con sus amigos. Freddie Pring era jugador de rugby en su país y pasaba unos días de vacaciones en la Isla.

Poco antes de las tres de la madrugada, unos vecinos de la avenida Magaluf vieron caer algo desde un segundo piso y escucharon un ruido seco. Avisaron a los equipos de emergencia y se comprobó que, en efecto, el precipitado era un turista que se alojaba en la segunda planta.

El muchacho cayó desde unos cuatro metros, pero justo dejaba estaba la rampa en desnivel del aparcamiento del edificio, por lo que fue como si se hubiera precipitado desde un cuarto piso. Su muerte parece ser que le sobrevino al instante, ya que sufrió lesiones craneales severas. La Guardia Civil, la Policía Local y las ambulancias permanecieron durante más de una hora en aquellos apartamentos, a pesar de que no se podía hacer nada por Freddie Pring.

El joven era natural de Somerset, al oeste de Inglaterra, y jugaba en el club Minehead Barbarians RFC. La Benemérita se hizo cargo de la investigación y subió a la habitación del turista, donde sus amigos seguían durmiendo y no se habían percatado de nada.

Aparecieron botellas de alcohol y vasos y todo apunta a que el fallecido había consumido bastantes copas esa noche.

Sus tres amigos, tras ser informados, quedaron destrozados por la noticia y no daban crédito a lo que había ocurrido a unos metros de su habitación.

Dejá tu comentario