Durante el mes de octubre, los investigadores detectaron un incremento de robos en el interior de vehículos en distintos puntos de la ciudad.

Pese al escaso valor de los bienes que por lo general sustraían, estos robos también han ocasionado graves perjuicios a las víctimas, que descubrían a la mañana siguiente que sus vehículos estaban violentados. En la mayoría de casos los delincuentes fracturaban las ventanillas o forzaban las cerraduras, con el consiguiente gasto en reparaciones y dificultades para usar su propio vehículo.

Las dos primeras detenciones se produjeron la madrugada del 1 de noviembre, gracias a una vecina que llamó al teléfono de la Policía Nacional informando de que había visto a dos jóvenes violentando un vehículo en una calle del centro de Palma. La rapidez en la respuesta policial permitió lograr detener a uno de ellos en la propia calle, un español con antecedentes por hechos similares, y momentos después a su compinche, un joven argelino, cuando se refugiaba en la vivienda que ambos tienen ‘okupada’ en el mismo barrio.

La noche siguiente, esta vez en la avenida de Gabriel Roca (Passeig Marítim), un vehículo policial camuflado detectó a tres jóvenes mientras rompían la ventanilla de un turismo, justo al lado de otro del que acababan de robar varios efectos. Se trataba de tres argelinos, dos de ellos menores de edad fugados de centros, uno de los cuales logró darse a la fuga en el momento. Sin embargo su huida fue poco duradera, menos de 24 horas después, al ir a subirse a un autobús de la EMT, fue visto por uno de los agentes a los que había logrado eludir la noche anterior, que pese a estar fuera de servicio logró actuar con rapidez y detenerle en esta ocasión.

Dicho menor no obstante se volvió a fugar del citado centro de protección esta misma semana junto con un cuarto argelino también menor, pero fue detenido nuevamente, esta vez junto con su nuevo socio, la madrugada del 7 de noviembre en la barriada de Son Cotoner, otra vez forzando un turismo.

Entre medias, el 6 de noviembre, agentes de la Policía Nacional lograron detener a español de 43 años con antecedentes por hechos similares en relación con cuatro robos en vehículos en un mismo parking del barrio de Son Gotleu. Las investigaciones en relación con todas estas personas siguen abiertas, y se espera que sea posible imputarles nuevos hechos en los próximos días, ya que se practicaron diversos registros domiciliarios, y localizando múltiples objetos, al parecer sustraídos.

Desde un equipo de buceo hasta tres cuadros, uno de los cuales se ha podido determinar que es obra de un pintor mallorquín de reconocido prestigio; los sospechosos guardaban en la vivienda bicicletas, herramientas, extintores y hasta la placa de un funcionario de prisiones. Por lo que las indagaciones continúan.

Dejá tu comentario