Cuatro detenidos, un apuñalamiento, peleas y un abuso sexual empañan el Much de Sineu

Cuatro jóvenes detenidos, un apuñalamiento con un cuchillo de cocina, numerosas peleas, un abuso sexualbotellón descontrolado e incidentes graves en la estación del ferrocarril por una mala previsión de SFM. Así se podría resumir el capítulo de incidentes de la fiesta del Much celebrada en Sineu.

Desde primera hora de este lunes, un total de 30 policías locales de todos los municipios vecinos y un gran número de agentes de la Guardia Civil, se desplegaron por el municipio para velar por la seguridad de los más de 10.000 personas que participaron activamente en la Mucada.

Lo agentes de la Policía Local montaron varios controles donde se detectaron algunos vehículos con sustancias estupefacientes en su interior. En torno a las 22.00 horas del pasado lunes, los equipos de emergencia alertaron de que en un domicilio ubicado en la zona más céntrica del pueblo se estaba registrando un apuñalamiento.

Con suma rapidez, varias patrullas se dirigieron al lugar y se encontraron con una discusión de compañeros de piso que había acabado con uno de ellos herido con arma blanca de carácter leve (tres puntos) en la frente. La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y trata de esclarecer las causas de la agresión. Todo apunta a que los chicos habían estado de fiesta y al regresar a su casa, por causas que se desconocen y que están siendo investigadas, iniciaron una discusión que acabó de forma violenta. Unas horas antes, una chica, de una veintena de años, denunció ante los agentes que había sido víctima de un abuso sexual por parte de un varón de unos 30 años.

La joven denunció que este chico «le había tocado el culo». La víctima logró hacer una foto de su presunto agresor, pero estaba muy movida y no se logró identificar. El capítulo de peleas fue muy numeroso. De hecho, el amplio dispositivo policial practicó un total de cuatro detenciones por alteración al orden público y una por una reclamación judicial.

El botellón incontrolado también generó graves problemas a las fuerzas del orden. Se contabilizaron un total de seis comas etílicos, algunos de ellos, protagonizados por menores de edad.

Finalmente, la falta de previsión por parte de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ocasionó cuantiosos problemas en la estación de Sineu. Aglomeraciones, descontrol e insuficientes trenes que eran incapaces de asumir la gran demanda de pasajeros. Un año más, la fiesta del Much se vio desbordada y los equipos policiales fueron totalmente insuficientes para controlar una Mucada de las más participativas de los últimos tiempos.

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad