El guardameta español del Oporto Iker Casillas, que este miércoles sufrió un infarto agudo de miocardio mientras se entrenaba, publicó un mensaje en Twitter en el que asegura que sigue «con las fuerzas intactas» tras un «susto grande».

«Todo controlado por aquí, un susto grande pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño», escribió el excapitán del Real Madrid y de la selección española en su cuenta de esa red social.

Casillas acompaña el texto con una foto en la que aparece sonriente, con muy buen aspecto, en la cama del hospital de Oporto en el que está ingresado tras sufrir un infarto durante el entrenamiento de esta mañana de su equipo. El guardameta pasará la noche hospitalizado.

El presidente del Oporto, Jorge Nuno Pinto da Costa, divulgó al final de la tarde una declaración en la que señaló que «felizmente» el problema de salud del portero «no tuvo las consecuencias que podría haber tenido». «De cualquier forma, obliga a un internamiento hospitalario y a un período de reposo e inactividad», explicó Pinto da Costa, que destacó que Casillas es «un hombre impoluto, con carácter excepcional, un hombre con H mayúscula del que todos nos enorgullecemos».

«Todo lo que haremos a partir de este momento tendrá que tener un esfuerzo extra para que él continúe siendo el atleta más victorioso del mundo. ¡Fuerza Casillas! ¡Tú eres Oporto!», concluyó.

El español milita en el Oporto desde 2015 y ha ganado con el club una Liga y una Supercopa de Portugal. Los «dragones» preparaban el encuentro que disputarán el sábado ante el Desportivo das Aves de la Liga portuguesa, competición en la que luchan por ser campeones -están a dos puntos del líder Benfica- y de la que restan tres jornadas. El Oporto también tiene en juego la Copa de Portugal, cuya final disputará ante el Sporting de Portugal.

Dejá tu comentario