Frutas deshidratadas

¿Cómo deshidratar tus alimentos como el mejor?

​De seguro que has visto y probado los alimentos deshidratados más de una vez. ¿Te han parecido deliciosos? Claro, porque lo son. Sin embargo, ¿sabes por qué deshidratar tu comida es bueno? Pues sigue leyendo, te contaré todo.

​¿Qué significa deshidratar tu comida?

Es el proceso por medio del cual se le extrae el agua a tus comidas, por medios artificiales o naturales, de tal manera que perdure más en el tiempo, sin temor a que pueda dañarte. Ahora debes preguntarte, y cómo se hace eso?

​¿Cuál es el proceso de deshidratación?

Por medio de la exposición de tu comida al calor, sea natural o artificial, el agua de tu comida fresca se extrae o se seca. ¿Suena fácil? Pues lo es. Tú mismo lo puedes lograr en tu casa. ¿Cómo? De muchas maneras. Por ejemplo, si quieres deshidratar tu fruta favorita, puedes buscar una deshidratadora de fruta, que hace tu trabajo sin problema.

¿Qué comidas puedes pasar por este proceso? Los hongos, las especias (las que ves en bolsas generalmente para tus comidas), las frutas (manera saludable de conservar tu dieta), hortalizas, huevos, legumbres y la leche. Sorprendente pero cierto.

​¿Cuál es la finalidad principal de la deshidratación?

Conservar los alimentos más tiempo, evitando la pérdida de la mayoría por la sobreproducción de un alimento, fruta, etc. Es una excelente opción para este objetivo. Te diré por qué en las ventajas de deshidratar tu comida.

​Ventajas de deshidratar tus alimentos

  • El proceso es fácil para ti, por medio naturales o artificiales. Puedes usar artefactos para tal fin o hacerlo tú mismo en tu casa.
  • Los frutos deshidratados puedes usarlos para preparar comidas, mezclas, combinando con otros frutos secos o frescos. Además, son sabrosos al tacto y al gusto también.
  • El tiempo de descomposición se alarga, permitiendo que tus cosechar duren más tiempo.
  • Al extraer solo el agua, la composición de tus comidas quedan con sus proteínas, grasas y los hidratos de carbono.
  • Son más livianos y ocupan menos espacio, por lo que es más fácil almacenarlos y distribuirlos, en caso de que tengas tu sembradío.
  • Para guardarlos no es necesario aparatos costosos y especiales. Así que no te preocupes, tu comida estará bien cuidada.

​¿Qué te recomiendo?

Independiente del proceso que escojas para deshidratar tus alimentos, procede de una manera limpia y organizada, para que el resultado no se dañe, quede contaminado o con insectos que puedan dañar tus comidas.

Sigues los pasos necesarios de manera correcta, te hablo del lavado de los alimentos. Además, controla cuánto tiempo dejarás deshidratando cada comida, pues mientras mayor exposición y tiempo, pueden perder la vitamina C de tu comida.

Espero que este artículo te haya ayudado. Nos leemos en la próxima.

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad