El juez decretó este lunes por la tarde el ingreso en prisión de una joven británica acusada de cortar el cuello a su mejor amiga en una discoteca de Punta Ballena, en Magaluf. La agresora, Sidney C., de 19 años, se encontraba de vacaciones en Mallorca con la víctima y otra chica. Habían bebido a lo largo de todo el día.

La joven discutió con la perjudicada en la discoteca Bananas, situada en la calle Martín Ros García, y le agredió con un vaso de cristal. La herida, de 22 años de edad, fue hospitalizada la madrugada del lunes después de sufrir una gran hemorragia. Tenía un corte muy profundo.

Los equipos de emergencias, Guardia Civil, Policía Local de Calvià y ambulancias se desplazaron de inmediato hasta el lugar de los hechos para auxiliar a la perjudicada. La joven fue atendida en primera instancia por los servicios sanitarios que la trasladaron enseguida en estado críticohasta el hospital Son Espases de Palma.

Los sanitarios consiguieron detener la hemorragia y estabilizar a la turista británica, que ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Unas horas más tarde, fuentes oficiales confirmaron que la paciente seguía hospitalizada en estado grave, pero no se temía por su vida.

La agresión tuvo lugar sobre las 00.55 horas en la discoteca Bananas, en Punta Ballena. Las dos amigas discutieron y la detenida golpeó con un vaso de cristal a la víctima. Agentes de la Guardia Civil de Calvià se personaron rápidamente en el local y arrestaron a Sidney C., acusada de un presunto delito de lesiones graves. La detenida explicó ante el juez que discutió con la otra amiga y la perjudicada intermedió. La víctima, según la versión de Sidney C., le propinó primero un puñetazo en la nariz.

La arrestada manifestó que tiró del pelo a su amiga y después lanzó un vaso contra el suelo que se rompió. Dos testigos declararon a los agentes de la Benemérita que la joven golpeó con el vaso a su mejor amiga.

Dejá tu comentario