Cada vez más personas recurren a técnicas de SEO y posicionamiento en Google para encontrar trabajo. Google es el buscador más utilizado en todo el mundo.

Recurren a él los departamentos de recursos humanos de todas las empresas para realizar búsquedas de los potenciales empleados y muchas veces lo que encuentran es precisamente aquello que quien postula no quiere enseñar.  Topengoogle.com una de las agencias mas grande de alicante nos dan tips bastante utililes para ello.

Casi todo el mundo está en Internet. Su huella digital les retrata como personas. Un retrato que es más público de lo que suponen.

La huella digital está formada por los rastros que se dejan al utilizar la red: comentarios en redes sociales, fotografías en foros, registros de correo electrónico, el uso de distintas aplicaciones…

Todo ello va creando una imagen de la persona en línea y al profesional de recursos humanos le bastan segundos de búsqueda en Google para componerse una idea de quién es.

“Sin embargo, un candidato puede utilizar Google a su favor, para diferenciarse de otros candidatos y potenciar aquella información que quiere que sea encontrada. ¿Como? A través de la creación (y posterior posicionamiento en Google mediante una buena estrategia de SEO) de una página web que trate sobre uno mismo”

Una página personal bien posicionada en Google gracias a una buena estrategia de SEO es la mejor herramienta para encontrar trabajo, destacar sobre la competencia y captar la atención del reclutador

Las utilidades de tener una página web personal cuando uno busca trabajo son de incalculable valor para aquel sobre el que versa ya que los reclutadores pueden encontrarle con facilidad y ver sólo la información que el candidato ha elegido presentar.

“Además, no todo el mundo cuenta con su propia página, por lo que ello ayudará a marcar la diferencia frente a otros candidatos. Los reclutadores no sólo tendrán en cuenta su valía por lo que se cuente en la web, sino que su buena percepción aumentará por el simple hecho de que esa persona tiene la iniciativa que otros no tienen”, aporta Ana Pedroche fundadora de la agencia.

Sin embargo, ser visible y fácilmente encontrado en Internet es mucho más que tener una web; consiste en posicionarla en los primeros puestos de Google gracias a una trabajada estrategia de SEO.

“Hay que recordar que la página que aparece en primera posición de Google recibe el 53% de los clics, por lo que si cuando alguien teclea un nombre en Google, sale antes su página web que su perfil de Linkedin, recibirá un impacto positivo, ya que no es nada habitual ver páginas web de candidatos, y al estar en el primer resultado les dará más confianza y la creencia de que están ante alguien con una reputación detrás”, apunta De Vicente.

“El SEO de una web personal basada en un nombre propio es sencillo de posicionar para la búsqueda en Google porque habrá baja competencia para esa búsqueda, a no ser que esa persona se llame como alguien famoso. Por eso no se necesita una web compleja: con una página única (llamadas Onepage) y que tenga la posibilidad de abrir un blog fácilmente en la misma web es suficiente”, añade Pedroche.

Los expertos recomiendan que la web esté hecha en WordPress ya que la posibilidad de vincular el perfil a un blog donde se traten temas que al candidato le interese exponer, aportando valor y dejando constancia de los asuntos sobre los que es un experto, es muy sencillo y al mismo tiempo, llamativo.

“Sin duda una todas estas utilidades tienen una consecuencia: hacerse valer y destacar en el mundo laboral y social; mostrando al mundo las cosas que uno hace bien hará que más empresas estén interesadas en su perfil”, afirman.

Pedroche y De Vicente recomiendan empezar a crear la web personal cuanto antes, porque el SEO es una estrategia que sin duda ayudará en la búsqueda de empleo, pero posicionar una web en los primeros puestos de Google y por delante del perfil de Linkedin no ocurre de la noche a la mañana.

Porque al final, si un perfil se gana la confianza de Google y se sitúa en los primeros puestos del buscador, fácilmente se ganará también la confianza del reclutador.

Dejá tu comentario