Drama en la barriada palmesana de sa Indioteria. Un motorista de 31 años, Martín Garau Aguiló, falleció este viernes al caer de su moto y ser aplastado por un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Los bomberos tardaron más de una hora en rescatar el cadáver de los bajos del vehículo pesado y ahora la Policía Local investiga qué pasó.

El accidente se produjo poco antes de las once de la mañana, cuando el autobús de la línea número 11 Son Castelló-sa Indioteria circulaba por el Camí Vell de Bunyola y giró a su izquierda, por el Camí de na Cerdana. Se trata de un cruce estrecho, regulado por semáforo, y justo cuando realizaba la maniobra un ciclomotor parece ser que intentó adelantarlo y se encontró cerrado, sin margen para pasar. Acto seguido, frenó en seco, lo que provocó que la moto patinara y él acabara bajo el autobús.

Los investigadores creen que la muerte le sobrevino al acto, pero no fue hasta la llegada de los servicios sanitarios cuando un médico pudo certificar el fallecimiento. La calle quedó cortada a esa altura y la Policía Local, que precintó la zona, tuvo que desviar el tráfico porque se estaban registrando retenciones de consideración. Los agentes sometieron al conductor de la EMT a la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado negativo. El hombre se mostró muy afectado por lo ocurrido y explicó que no pudo hacer nada para evitar la colisión.

No iba rápido

Fuentes del cuartel de San Fernando explicaron que el ciclomotor, de 125 centímetros cúbicos y reciente matriculación, no iba a una velocidad elevada. La mala suerte, sin embargo, quiso que el motorista, al patinar, se deslizara bajo las ruedas traseras del bus.

La principal hipótesis policial para explicar el accidente es que la moto quiso adelantar al autobús cuando giraba, pero la calle se estrechó y hubo un momento en el que por ese tramo no pasaban los dos vehículos. Sin embargo, los agentes están a la espera de tomar más declaraciones para concluir el informe.

Dejá tu comentario