La familia de nacionalidad alemana fallecida en el accidente aéreo eran habituales de la Isla. Los padres, August Inselkammer y Christina, junto a sus dos hijos, Max y Sophia, se alojaban en una casa cerca del hotel La Reserva Rotana en la comarca de Manacor, junto a unos amigos.

Este domingo celebraban el aniversario del padre de la familia, un importante empresario en Alemania, que cumplía 43 años, por lo que habían alquilado un helicóptero.

La nave aterrizó en el helipuerto del hotel Rotana, según fuentes del propio establecimiento, pero como no cabían todos August y su familia tomaron la aeronave pilotada por Cedric Leoni. Un segundo helicóptero, para recoger a la familia de amigos, solo tenía tres asientos y como no eran plazas suficientes decidieron marcharse en coche y esperarlos en un restaurante en el Camp de Mar. Los trabajadores del hotel estaban este domingo consternados con la noticia ya que aseguran que la familia fallecida era muy querida. Hacía más de diez años que viajaban a Mallorca.

Gran experiencia

Por otra parte, tanto el piloto del helicóptero, el italiano Cedric Leoni, como el piloto del ultraligero, Juanjo Vidal, eran experimentados aviadores por lo que el accidente también ha consternado al sector. «Han tenido muy mala suerte, lo más probable es que no se hayan visto las dos aeronaves, es algo muy extraño», aseguraba ayer el presidente del aeroclub, Biel Gomila.

Juanjo Vidal era valenciano, capitán de barco de profesión y residía en Mallorca. Hacía unos dos o tres años que tenía el ultraligero, un Aeroprakt A22L, en el hangar del aeródromo de Binissalem. Era una persona querida por los compañeros del aeródromo. Biel Gomila recuerda que contaba con horas de vuelo y gran experiencia.

Dejá tu comentario