Indignación vecinal en la Playa de Palma por el cierre de la oficina de la Policía Local

Indignación vecinal y empresarial en la Playa de Palma por el cierre «intermitente» de la oficina de la Policía Local de Las Maravillas, en primera línea de playa.

Las asociaciones y plataformas implicadas acusan al Ajuntament y, muy concretamente, al área de Seguretat Ciutadana, de abandonar a sus vecinos y fomentar la inseguridad del principal núcleo turístico de Baleares. Los comerciantes de la carretera del Arenal y el camino de Las Maravillas, apuntan: «Hemos leído con cierto estupor y preocupación la noticia del cierre de la comisaría de la Policía Local de primera línea. Hace meses que por aquí no aparece ni un policía, pero ya nos tienen acostumbrados», señala Luis Amer, trabajador de un pequeño supermercado de segunda línea de playa.

Abierto por Navidad

En las cafeterías y bares de la zona, algunos clientes se toman la noticia del cierre de la oficina con humor. «¿Para qué abrir una comisaría de policía de playa en pleno mes de agosto? ¿Por qué no la abren en Navidad?».

Por su parte, fuentes oficiales del Ajuntament de Palma, reconocieron que los cierres «alternativos» de la oficina policial se deben a la notoriafalta de personal que tiene el cuerpo municipal y que les imposibilita cubrir la apertura de las instalaciones de una forma correcta. Desde Cort, apuntan que tratarán de abrir nuevamente el punto de atención al ciudadano en la mayor brevedad posible.

En un principio, durante la temporada estival, las dependencias de Las Maravillas contaban con un extraordinario servicio de instalaciones, personal e intérpretes para atender de forma correcta a los turistas en su correspondiente idioma. Además, la sala contaba con un sistema de control de cámaras de vigilancia y desde allí se trabaja de forma conjunta con la Policía Nacional. El sofisticado sistema de captación de imágenes se instaló en agosto de 2008 y el coste del proyecto ascendió a unos 50.000 euros aproximadamente. Un total de seis cámaras, cuatro en primera línea y dos más en segunda línea de la Platja de Palma, se instalaron con la finalidad de luchar contra la inseguridad en la principal zona turística de Balears y aportar la última tecnología digital a los agentes de la Policía Local de Palma.

Ahora, las cámaras de vigilancia están inoperativas por falta de personal.
Durante toda la jornada de ayer lunes, la oficina estuvo cerrada al público con un cartel que decía: «Urgencias, 092», en varios idiomas.

Ana Rodríguez
presidenta P. Antiviolencia

«Cerrar la oficina en agosto denota una gran falta de voluntad»

«Que en pleno mes de agosto la oficina de Las Maravillas permanezca cerrada al público denota la falta de voluntad política de este Ayuntamiento con los nuestros vecinos, empresarios y comerciantes. No tiene ningún sentido que nos dejen sin dependencias policiales en plena temporada turística. Los políticos están mirando para otro lado»,

Biel Barceló

Presidente Ciutat de s’Arenal

«Cort falta a la verdad porque esa oficina lleva meses cerrada»

«El Ayuntamiento dice que la oficina de denuncias esta cerrada de forma intermitente. Eso no es verdad. Cada vez que pasamos por allí está cerrada a cal y canto. Esas dependencias deberían estar abiertas las 24 horas. Llevamos tiempo solicitando una comisaría independiente y específica para el principal núcleo turístico de Baleares».

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad