La Guardia Civil ha detenido a un hombre que días atrás intentó quemar vivo al dueño de un local de tatuajes de Magaluf, que supuestamente no le había dado dinero.

Los hechos ocurrieron en la calle Pinada, cuando un individuo acudió al citado establecimiento y pidió dinero al empresario. Ante la negativa de aquel, se marchó muy acalorado pero le advirtió que volvería «para matarte». En efecto, el individuo acudió a una gasolinera próxima y llenó un botellín de plástico con gasolina. Luego regresó al negocio y quemó parte del escaparate.

A continuación se produjo un forcejo con la víctima, que apagó el incendio en la tienda con un extintor. El agresor parece ser que también pretendía quemarlo a él, y le tiró encima el líquido inflamable. Sin embargo, gracias a la tenaz resistencia ofrecida, el empresario evitó que lo quemara.

El atacante, finalmente, fue reducido por una patrulla de refuerzo que estaba en Punta Ballena. Presentaba una pequeña herida en la cabeza, pero no fue necesario que quedara hospitalizado.

El viernes por la tarde fue puesto a disposición judicial en Vía Alemania. La Benemérita investiga si había amenazado a otros empresarios de la zona

Dejá tu comentario