El francés Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, no se ha presentado este domingo a la pretemporada del equipo, aunque haya sido citado por el club para ello, mientras aguarda el pago de la cláusula de rescisión de 120 millones de euros por el Barcelona.

El pasado viernes, la entidad madrileña anunció que había “requerido al jugador, a su hermana como agente del futbolista y a su abogado, que Antoine Griezmann, en cumplimiento de sus obligaciones contractuales” con el club rojiblanco “comparezca el próximo domingo en las instalaciones de la entidad con el fin de empezar la pretemporada con el resto de sus compañeros”.

La cita era a las 20.30 hora local (18.30 gmt) en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, cuando sus compañeros tomaron el autobús para trasladarse a Los Ángeles de San Rafael, a unos 80 kilómetros de Madrid -a unos 60 de Majadahonda-, para concentrarse en el complejo urbanístico de la sierra segoviana, donde pasará el equipo las dos próximas semanas de su preparación.

No apareció allí el ‘7’ aún rojiblanco, que se expone a una sanción por parte de la entidad en la que ha jugado los últimos cinco cursos, con 257 partidos 133 goles -el quinto mejor de la historia y el mejor de los últimos 40 años-, ni tampoco a la llegada del equipo a Los Ángeles de San Rafael, superadas las 21.00 hora local (19.00 GMT).

Ni tampoco se le espera en los próximos entrenamientos del conjunto rojiblanco, que este lunes comenzará su trabajos allí desde las 09.45 horas (07.45 GMT), porque su destino en este nuevo curso es el Barcelona, a falta del requisito esencial que supone el pago de la cláusula de rescisión de 120 millones de euros para desvincularse del Atlético de Madrid y poder firmar con el equipo azulgrana.

No hay otra fórmula a día de hoy para Griezmann y el Barcelona. El club azulgrana, el pasado jueves, pidió por ejemplo un aplazamiento del pago de dicho importe, pero “evidentemente la respuesta del Atlético de Madrid fue negativa”, según remarcó la entidad rojiblanca en el comunicado publicado el pasado viernes.

En esa nota, el Atlético de Madrid expresó, a la vez, “su más enérgica repulsa por el comportamiento de ambos, en especial del Fútbol Club Barcelona, por haber inducido al jugador a romper su vínculo contractual con el Atlético de Madrid en un momento de la temporada donde el club se estaba jugando, no sólo la eliminatoria de la Liga de Campeones ante la Juventus, sino el título de Liga contra el propio Fútbol Club Barcelona”.

Griezmann comunicó el pasado 14 de mayo, en una reunión con Diego Simeone, su entrenador; Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del club; y Andrea Berta, director deportivo, su salida del Atlético este verano mediante la cláusula de rescisión, que se reducía de 200 a 120 millones de euros a partir del pasado 1 de julio.

“En los días posteriores a dicho encuentro, el Atlético tuvo conocimiento de que el Fútbol Club Barcelona y el jugador habían alcanzado un acuerdo el pasado mes de marzo, en concreto en los días posteriores al partido de vuelta de nuestra eliminatoria de Champions League contra la Juventus, así como que habían estado negociando las condiciones del acuerdo desde mediados de febrero”, añadió también el comunicado del Atlético del pasado viernes.

En esa situación está ahora el caso Griezmann, enredado hasta que el Barcelona pague la cláusula de rescisión, mientras el futbolista rehuye presentarse a la pretemporada del conjunto rojiblanco, a la que se sumaron este domingo nuevos efectivos internacionales a las órdenes de Diego Simeone, una vez terminadas sus vacaciones.

Es el caso de su último fichaje, el delantero portugués Joao Félix, el francés Thomas Lemar y el esloveno Jan Oblak, que jugaron partidos internacionales al término de la pasada campaña. Otros tres jugadores, el colombiano Santiago Arias, el uruguayo José María Giménez y el ghanés Thomas Partey se incorporarán más adelante.

Aún no se han incorporado tampoco ni el brasileño Renan Lodi, que este domingo pasó el reconocimiento médico previo a la formalización de su fichaje, ni Ivan Saponjic, que en las próximas horas se convertirá en nuevo futbolista del conjunto rojiblanco procedente del Benfica. Ninguno de los dos formó en la expedición a la sierra segoviana, encabezada por el entrenador Diego Simeone.

 

Dejá tu comentario