Indignación: argentino sufrió ACV en Bolivia y no lo quisieron atender

Argentino ACV Bolivia
¿Nos Votas la Noticia?

Gabriela sintió necesario salir a relatar el sufrimiento que soportaron sus padres en la localidad de Cochabamba, en Bolivia.

En 2015, Nilda Ruiz y Orlando Ibáñez hicieron un viaje a Bolivia con el fin de formar parte de la peregrinación por la Virgen de Ukupiña, aunque la escasa reciprocidad de los hospitales públicos convirtió el viaje en algo terrorífico.

Mi papá sufrió un desmayo momentos antes de llegar a la procesión, cayéndose en plena calle. Muy desesperada, mi mamá pidió ayuda a emergencias médicas, que lo transportó en un camión de bomberos. Recorrieron gran cantidad de hospitales públicos, pero en ningún lado lo quisieron recibir“.

En cierto momento, el conductor del camión de bomberos se bajó para dar la cara y que lo recibieran a mi papá. Charló con un médico, quien le explicó que no iban a rechazar a un paciente boliviano para aceptar a un argentino“, contó la hija de Orlando Ibáñez.

En ese instante, este compatriota argentino que había sufrido un ACV, tuvo un paro cardíaco, motivo por el cual tomaron la decisión de llevarlo a una clínica privada.

Finalmente lo admitieron a mi papá. Mientras tanto, a mi mamá le dieron para que firme un pagaré, comunicándole que debían abonar la internación durante 12 horas. Lo llevaron a terapia y gastamos un total de 180 mil pesos“, sostuvo Gabriela.

Nilda llamó a sus hijos el día 15 de agosto. Fue una muy mala noticia para sus hijos, quienes prácticamente después de hablar tuvieron que comenzar a recolectar dinero para su padre.

Ese mismo día, los hijos de Orlando Ibáñez llegaron a juntar unos 38 mil pesos hasta las 5 de la madrugada. Pero al día siguiente la salud de su padre seguía empeorando, así que ante la desesperación de la madre, vendieron el auto que tenían, lo que ayudó a que no lo sacaran de la terapia.

Finalmente, la familia pudo trasladar a Orlando, en un avión sanitario, hasta la provincia de Salta, donde estuvo internado tres meses en terapia y pudo recuperarse.

Este relato demuestra que no existe ninguna reciprocidad entre Argentina y otros países, que a los argentinos no nos quieren en el resto de América y que ya llegó la hora de comenzar a cobrarles a los extranjeros por cada servicio que utilizan y que es mantenido con el dinero de los impuestos.

Dejá tu comentario

Acerca del autor

leyendonoticias
Director General y Fundador en Leyendo Noticias. Fundador de DiarioAlicante.es y TopenGoogle.com Experto en Posicionamiento SEO.
error: Content is protected !!