Los medios periodísticos del kirchnerismo estån viviendo la peor etapa en muchos años. Una vez fuera del poder, son cientos los medios y periodistas que quedaron tambaleando en sus puestos de trabajo.

Es que todos vivĂ­an gracias a la pauta que el kirchnerismo les giraba, por lo que con el cambio de gobierno, las cosas cambiaron rotundamente. Algunos quedaron fuera de sus puestos por ineptos, otros, por trabajar en medios inviables econĂłmicamente.

Ninguno de estos medios, como Tiempo Argentino, 678 y los programas de Indalo (solo por nombrar algunos), tuvieron el Ă©xito suficiente como para mantenerse por sĂ­ mismos. Solo eran medios con los que los kirchneristas hacĂ­an propaganda y fustigaban a los opositores, burlĂĄndose y creando informes de dudosa credibilidad.

El grupo Indalo, comandado por el empresario kirchnerista CristĂłbal LĂłpez, viene sufriendo desde hace varios meses muchos problemas financieros, lo que se sumĂł a la denuncia que le hizo la AFIP por una deuda que el empresario mantiene, por una suma cercana a los 8 mil millones de pesos.

Esta suma fue conseguida al no pagar los impuestos correspondientes, con lo que pudo seguir comprando medios por doquier para seguir militando las polĂ­ticas del kirchnerismo.

Sin embargo, algo que no estaba en los planes de ningĂșn kirchnerista hasta 2015 es que Mauricio Macri ganarĂ­a las elecciones presidenciales.

AsĂ­ pudimos ver a muchos ex funcionarios kirchneristas que no tuvieron tiempo de hacer desaparecer el dinero robado a los argentinos, y varios empresarios de medios que no tenĂ­an idea de lo que era administrar este tipo de negocio.

La decisión de despedir al periodista uruguayo que usaba su programa para defender a corruptos y criticar a Mauricio Macri fue de mutuo acuerdo. Y quien también fue despedido fue el productor que hace unos días insultó a Diego Leuco en la entrega de los premios Martín Fierro.

Echaron a VĂ­ctor Hugo Morales

Sin embargo, en el caso del productor, lo echaron por su inaceptable comportamiento en el evento. De esta manera, se suma otro periodista militante del kirchnerismo que queda sin espacio para seguir atacando, difamando y mintiendo sobre polĂ­tica.

Hace unos meses, ya había sido apartado del canal el violento y patotero Roberto Navarro, que acusó, como hacen siempre en estos casos, ser una víctima del gobierno de Macri. Seguramente, no tendrån problema en conseguir otro trabajo. Después de todo, son empresas privadas que pueden despedir a sus empleados cuando lo consideren necesario.

DejĂĄ tu comentario