La Fiscalía ha pedido al juzgado de Instrucción que archive la investigación por una denuncia por abuso sexual contra el director de la Fundación NatzaretGuillem Cladera.

El informe del Ministerio Público se basa en las conclusiones del atestado elaborado por la Policía Nacional y en las declaraciones del menor. En ambos casos se descarta la comisión de ningún delito por parte de Cladera, que ni siquiera ha sido citado a declarar aún por la magistrada que instruye el caso.

Las investigación judicial sobre Cladera se abrió después de que la Fiscalía de Menores enviara al juzgado unas diligencias informativas abiertas a raíz de la denuncia de una educadora del centro de es Pinaret. La denunciante aseguraba que tuvo conocimiento de un comportamiento sospechoso por parte del director de Natzaret y que fue uno de los menores quien se lo contó.

Este adolescente cumplía un periodo de internamiento en el centro pero tenía autorizadas unas salidas que gestionaba la fundación Natzaret, dedicada al acogimiento y protección de menores. La denuncia llegó al juzgado y la instructora ha mantenido la causa a la espera de recibir un informe por parte de la unidad especializada de la Policía Nacional. Para elaborar ese atestado, los agentes interrogaron al menos en dos ocasiones al menor.

Este declaró también meses después ante la magistrada y la fiscal que instruyen la causa. En todas estas comparecencias mantuvo un mismo relato en el que exculpaba a Cladera de ningún comportamiento extraño hacia él.

Los trabajadores defienden su profesionalidad

La carta de los trabajadores de la Fundación Natzaret defiende su profesionalidad: «Todo el personal de atención directa está profesionalizado y tiene que hacer constar que no tiene antecedentes penales así como un certificado de no constar en el registro de delincuentes sexuales».

Además, recuerdan que están obligados a denunciar cualquier conducta inapropiada o posibles delitos que puedan detectar.

Dejá tu comentario