Golpe al zurdaje: nuevo protocolo contra las escuelas tomadas

Protocolo contra escuelas tomadas

Horacio Rodríguez Larreta intenta impedir la situación que se vivió en 2017, cuando en cierto momento llegó a haber un total de 29 colegios tomados en repudio al modelo de reforma educativa que se había establecido.

Mediante un fallo, se puso en funcionamiento desde 2018 un protocolo que va a regular el desempeño de los rectores e incluso encomendará la responsabilidad del cuidado de los alumnos a los propios padres.

A partir de ahora, en el momento en que haya una toma, los directores tendrán que citar a los padres con el fin de que retiren a sus hijos de los colegios.

Pero si las familias de estos alumnos estuvieran de acuerdo con las tomas llevadas a cabo por sus hijos, tendrán que hacerse cargo de los gastos que puedan surgir de diversos actos de vandalismo en los establecimientos.

Primero, las autoridades de los colegios tomados tendrán que dar aviso al SAME y al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

A continuación, van a tener que sacar fotos del antes y el después de las tomas, para dejar asentado el estado del establecimiento al momento de la toma. Más tarde, la Procuración General será la encargada de determinar las multas.

Todavía estamos actuando sobre todo lo ocurrido en las tomas del año pasado. Esto no puede quedar en la nada y naturalizar que porque los alumnos no están de acuerdo con una política, puedan hacer tomas de colegios. Lo que busca esta resolución es que los actos tengan consecuencias, y que se respete el derecho a la educación que tienen los alumnos que no participan de las tomas“, afirmó Soledad Acuña, ministra de Educación porteña.

Recordemos que en 2017, la jueza Elena Liberatori dispuso que las tomas de escuelas no representaban un delito, e incluso desactivó un protocolo que establecía qué tenía que hacer un directivo en esas situaciones.

Con esta nueva medida, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires busca poner un freno a las tomas, y especialmente al vandalismo, ya que además de los días perdidos de clases, las tomas dejan como saldo muchos destrozos en los establecimientos.

Sin dudas, esto representa un duro golpe para los alumnos con orientaciones izquierdistas con ideologías de hace 50 años.

Loading...

Dejá tu comentario

Acerca del autor

Roberto Garrido
Director General en Leyendo Noticias. Apasionado por las noticias de política, la verdad y un mundo más justo.