Después de las PASO llevadas a cabo en el día de ayer, se pueden analizar varias cuestiones relacionadas a la política y la forma de pensar y manejarse del kirchnerismo.

Mauricio Macri (Macri Gato, como dicen los kirchneristas despectivamente) les volvi√≥ a ganar una elecci√≥n y demostr√≥ que los tiene de hijos. O sea, el ‚Äúgato‚ÄĚ tiene de hijas a las ‚Äúratas‚ÄĚ kirchneristas que vaciaron el pa√≠s.

¬ŅQu√© significa el ‚ÄúMacri gato‚ÄĚ que gritan los kirchneristas?

Podr√≠amos decir que el t√©rmino ‚Äúgato‚ÄĚ proviene de una jerga tumbera, en donde el preso alojado en una c√°rcel es el sirviente de otro preso m√°s ‚Äúpesado‚ÄĚ y con m√°s causas penales.

Teniendo esto en cuenta, vemos un claro uso de lenguaje carcelario en los kirchneristas. Y no sorprende, ya que todo el discurso del kirchnerismo est√° te√Īido de una mezcla de lenguaje carcelario y delictivo con el que sus seguidores se sienten identificados.

Es casi una condición obligatoria tener un cerebro afín a la mentira, lo vugar, ordinario y delictivo para ser un kirchnerista de ley.

Este grito de guerra puede verse en muchos lados: en redes sociales, en paredones y en cada movilizaci√≥n del kirchnerismo, donde sus seguidores descagan todo su resentimiento usando vocabulario K. Palabras como “gato”, “cipayo”, “oligarga”, “Clar√≠n”, “Magnetto” y “dictadura” no pueden faltar en un cerebro kirchnerista.

Esto es algo que no deja de sorprender, ya que un espacio pol√≠tico que dice que est√° a favor de los humildes y de los que menos tienen, est√° a favor de humillar y dominar a los m√°s d√©biles, llam√°ndolos “gato” y pretendiendo pleites√≠a.

Quien vocifera con orgullo el ‚ÄúMacri gato‚ÄĚ es un ser al que no le importan las diferencias sociales y que no lucha por los que menos tienen.

En su lugar, es el grito de ‚Äúvos sos mi esclavo‚ÄĚ, y por ende, los kirchneristas demuestran que quieren a todo el pueblo en estado manso y obedeciendo √≥rdenes, a cualquier precio. Un pensamiento poco democr√°tico y con tintes delictivos.

Un pueblo que en este caso ser√≠a el ‚Äúgato‚ÄĚ, obedeciendo lo que dir√≠an las ‚Äúratas‚ÄĚ que vaciaron el pa√≠s. Y que ahora quieren volver.

Dej√° tu comentario