El Papa peronista sigue haciendo política rodeado de corruptos

El año 2017 comenzó, y qué mejor que reunirse con un político peronista sospechado de corrupción y con una gestión ineficiente en su currículum. Eso es lo que habrá pensado el Papa Francisco, quien no tiene reparos en seguir reuniéndose con políticos sumergidos en diversas causas de corrupción.

El Papa peronista tiene su unidad básica en Roma, más precisamente en el Vaticano, búnker que fue testigo de innumerables visitas de políticos corruptos y alejados del mandamiento “no robarás” que tanto predicó Jesús.

Así fue cómo Francisco decidió reunirse de manera privada con Daniel Scioli, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires y protagonista desde hace varios meses de denuncias en su contra por manejos indebidos de fondos públicos, entre otras tantas causas. De acuerdo a lo que contaron fuentes confiables al ex gobernador, esta reunión estaba ya programada desde antes de que finalizara la campaña presidencial de 2015.

Haz lo que digo, no lo que hago: no robarás

Papa peronista Daniel Scioli

A lo largo de la reunión, que duró 40 minutos, conversaron acerca de la situación social de Argentina e incluso el Papa peronista le confesó a Scioli que se mantiene informado sobre lo que ocurre en el país.

Además tocaron temas relacionados a la realidad política internacional, especialmente sobre el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Daniel Scioli y el Papa peronista se habían reunido por última vez en 2013 durante 50 minutos, donde también había participado su ex mujer Karina Rabolini: “Hemos conversado sobre temas mundiales, ya que ahora él es Papa de todo el mundo y su enorme intranquilidad es la guerra contra el capitalismo salvaje e incluso sus efectos, las injusticias sociales, así como también conseguir que el planeta tenga conciencia de todo esto“, explicó el ex gobernador después de la reunión.

Papa peronista Daniel Scioli

En aquella oportunidad, la reunión se había concretado luego de las inundaciones de La Plata, que dejaron 89 muertos, según ratificó la Justicia, e incluso el Papa peronista se había comunicado con el fin de ofrecer “fuerza y apoyo”.

A la vez que la Justicia sigue avanzando en causas de corrupción que salpican a gran parte del gobierno nacional y popular que gobernó durante 12 años, el Papa peronista continúa recibiendo a políticos corruptos que demostraron no tener nada de nacionales y populares.

El ex gobernador viajó la semana pasada a Italia junto a su novia, la joven Gisela Berger. En aquel momento, el ex gobernador denunciado había afirmado que viajaba a Roma por causas personales.

La foto del ex gobernador con el Papa peronista se da en medio de una realidad complicada para el primero. En los últimos meses su desastrosa gestión en la provincia de Buenos Aires (donde todavía hay millones de personas sin cloacas en el siglo 21) quedó bajo la lupa de la Justicia por las innumerables acusaciones de corrupción y manejos turbios de los fondos públicos.

Papa peronista Daniel Scioli

Al Papa peronista poco le importa todo esto, ni los viajes de Scioli a Cuba con su amante cuando fingía en campaña que estaba en pareja con Karina Rabolini, ni los muertos de La Plata por las inundaciones ni todas las causas por desvíos de fondos públicos. Al Papa le gusta hacer política en su unidad básica del Vaticano, y cada día se aleja más de su papel como guía espiritual del cristianismo.

Dejá tu comentario