El Papa Francisco y su desconcertante gesto en un barrio marginal

El Papa Francisco suele hacerse notar por sus reacciones y gestos extraños, que si bien para muchos son algo normal y bien visto en un Papa, para muchos otros no deja de ser algo exagerado y afectado.

En esta oportunidad, mientras se encontraba en las afueras de Milán, Italia, el Papa tuvo necesidades, como todo mortal. Debido a esto, no dudó un minuto en utilizar un baño para nada convencional: un baño químico.

De visita durante 8 horas en esta ciudad del norte de Italia, el Papa no aguantó y tuvo que entrar al baño químico ubicado en el exterior de una casa de acogida, ante las miradas de sorpresa de todos sus seguidores.

Más allá de que ya este Papa nos tiene acostumbrados a sus gestos demagogos, a veces exagerados y para agitar a la tribuna, no por eso dejó de sorprender a los fieles que lo seguían de cerca, quienes tomaron sus celulares y comenzaron a filmar el insólito momento.

En el video que pudo ser registrado por uno de los presentes, se puede ver al Papa saliendo del baño químico, mientras sus guardaespaldas, apostados a pocos centímetros del lugar, tratan de tapar el momento.

El Papa Francisco, de visita en este barrio marginal de Milán llamado Casas Blancas, no quiso desaprovechar la oportunidad para hacer un poco de demagogia ante la mirada incrédula de los fieles que lo siguen.

Posteriormente, el Papa dio un discurso ante decenas de fieles, quienes todavían estaban pasmados al haberlo visto salir de un baño químico.

Además de este gesto cargado de demagogia y populismo, el Papa visitó la casa de Mihoual Abdel Karin y su esposa Tardane Hanane, ambos musulmanes, que viven en el segundo piso del número 40 con sus 3 hijos que llegaron desde Marruecos.

Una vez más, Francisco nos demuestra su bondad terrenal, aunque un tanto exagerada y a veces cargada de tintes políticos para las masas que lo siguen en cada ciudad o pueblo que visita.

Dejá tu comentario