Los Bomberos de Palma han tenido que rescatar esta Nochevieja a un perro que se encontraba en estado de pánico por los petardo.

Según ha explicado el cuerpo de bomberos en su cuenta de Twitter, el animal se encontraba atrapado entre una columna y una pared. Para poder sacar al animal, que colaboró en todo momento, lo embadurnaron de aceite y fueron estirando hacia atrás con cuidado.

Los hechos ocurrieron sobre las 6.30 de la mañana. Los bomberos pudieron rescatar al animal y tranquilizarlo con éxito. Los perros son más sensibles al sonido de los petardos y algunos sufren escenas de pánico durante noches como la de este martes.

Dejá tu comentario