El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha explicado este martes que el voluntariado que realizará su cliente, que le permitirá hacer salidas puntuales de prisión, se centrará en ayudar a personas con discapacidad y que, según la resolución judicial, se puede llevar a cabo a partir de este miércoles.

En declaraciones a los medios a las puertas de su despacho, Pascual Vives ha considerado que «es un principio de buenas noticias» que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León le permita salidas para llevar a cabo un programa de atención especializada fuera del Centro Penitenciario de Ávila porque «el aislamiento es un problema».

Sin concretar el centro donde hará el voluntariado, el abogado ha detallado: «Es ayudar a gente con discapacidad, con necesidades y puede aportar no solo la vertiente deportiva que es algo que conoce muy bien, sino poder ayudar a personas que tienen algún tipo de problema».

Ha puntualizado que ha sido una elección «conjunta», que ellos habían solicitado, con el propio centro y con el departamento penitenciario, y que la resolución judicial fija que se pueda llevar a cabo a partir del miércoles, y que será dos días por semana.

Sobre si ha informado a su mujer, ha dicho: «Todos tienen sus obligaciones y no ha sido posible por la premura hablar con todos, pero supongo que a lo largo del día de hoy se podrá ir haciendo».

Pascual Vives ha recordado que Urdangarin ya lleva 15 meses consecutivos en prisión y en aislamiento, y que el «problema principal» ha sido dicho aislamiento.

«El aislamiento es lo peor, es uno de los muchos motivos por los que voy a verle todo lo que puedo, cada 15 días, para poder compartir con él el máximo tiempo posible porque el aislamiento es un problema», ha valorado.

Sobre que la Fiscalía se haya opuesto a la decisión judicial, ha asegurado que no conocía esta postura pero ha recordado que «la decisión del juez es muy contundente, muy bien trabada y argumentada».

Dejá tu comentario