Una patrulla de agentes de la Policía Nacional han salvado la vida de un bebé de 17 meses, que estaba en parada cardiorrespiratoria, pues su rápida actuación, trasladándola junto a sus padres a un Centro de Salud donde fue reanimada, evitó su muerte.

Los hechos sucedieron a última hora de la tarde de este martes, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091, para que se dirigieran a una calle del municipio valenciano de Burjassot, donde al parecer había una bebé que se estaba ahogando.

Los agentes localizaron a una pareja: la mujer sujetaba a una bebé “sin aparentes signos vitales” y decía que se había atragantado con agua y no respiraba desde hacía un rato.






La madre de la pequeña se ha puesto en contacto telefónicamente con la Comisaría de Burjassot agradeciendo la labor de los policías





Ante la gravedad de la situación, los agentes “actuaron con gran decisión” y rápidamente trasladaron a la pareja con la bebé al Centro de Salud más cercano, donde reanimaron a la bebé que, al parecer, habría sufrido una convulsión por fiebre, derivándola posteriormente a un centro hospitalario.

Este miércoles, la madre de la pequeña se ha puesto en contacto telefónicamente con la Comisaría de Burjassot agradeciendo la labor de los policías y su rápida actuación y ha dicho que para ella “no eran unos héroes, sino que eran unos ángeles”.

Dejá tu comentario