Un vuelo entre Manchester y Abu Dhabi se convirtió en una verdadera pesadilla después de que una mujer sembrara el caos en el interior del avión. La joven, de tan solo 20 años, golpeó, insulto e incluso llegó a pedir sexo al resto de los pasajeros.

Ocurrió en un vuelo de Etihad Airways, cuando una joven, visiblemente afectada por el alcohol, empezó a mostrarse agresiva después de que la tripulación se negara a servirle más alcohol.

La joven, que a su llegada al avión ya mostraba signos de embriaguez, mordió y propinó un cabezazo a una de las personas que intentaba calmarla. También golpeó la barbilla de una azafata y agredió a otros pasajeros.

Miembros de la tripulación decidieron inmovilizarla después de que se insinuara y vertiera comentarios sexuales incómodos a otros pasajeros. La mujer fue detenida por las fuerzas de seguridad al llegar a tierra.

Dejá tu comentario