Después de varios debates en los que su condición de favorito a la nominación presidencial demócrata pasó ampliamente desapercibida por sus rivales, el senador Bernie Sanders se ha encontrado esta noche desde el minuto uno convertido en la diana de todos sus ataques. “Vladímir Putin cree que Donald Trump debería ser presidente de EE.UU. y por eso Rusia te está ayudando, para que pierdas contra él”, le ha lanzado en su primer turno de palabra Michael Bloomberg, cuya candidatura está en gran parte motivada por su deseo de cerrar el paso a Sanders. “Lo que Putin quiere es el caos…”, terció Pete Buttigieg antes de que el senador pudiera defenderse.






Queda menos de una semana para el ‘supermartes’, una cita que puede sentenciar las primarias





Desde el coste de su reforma sanitaria, a su vieja fascinación por el comunismo y los regímenes autoritarios, sus posiciones sobre las armas e Israel o el riesgo de que no sólo no gane a Donald Trump sino que los demócratas pierdan su actual mayoría en la Cámara Baja… Queda menos de una semana para el ‘supermartes’ que puede sentenciar la suerte de la carrera demócrata por la nominación presidencial y, esta vez, los rivales de Sanders no se dejaron ningún tema por tocar para tratar de frenar el aura de inevitabilidad de su candidatura, que ha encendido todas las alarmas en el aparato del partido. “Si creen que los últimos cuatro años han sido caóticos, divisivos y tóxicos imagen lo que va a pasar el 2020 con Bernie Sanders y Donald Trump, piensen en lo que eso significaría para este país”, ha advertido Buttigieg.

Carolina del Sur celebra este sábado sus elecciones primarias, una cita fundamental sobre todo para la larga lista de candidatos de centro, un espacio político saturado que ha dado alas al despegue de Sanders. Joe Biden se juega la continuidad en el estado sureño, donde el 60% del electorado demócrata pertenece a la comunidad afroamericana, que tiene en el exvicepresidente de Barak Obama a su candidato favorito. Sin embargo en los últimos días Sanders, segundo en los sondeos en este estado, ha reducido considerablemente su distancia respecto a Biden. El senador, autodeclarado “socialista demócrata”, tiene no obstante la vista puesta en el ‘supermartes’, cuando se asignarán casi el 40% de los delegados necesarios para conseguir la nominación.





Dejá tu comentario