Segundo día consecutivo de agresiones en la Meridiana, con motivo de la manifestación independentista con corte de tráfico que tiene lugar cada tarde en la arteria barcelonesa. La agresión de este martes tuvo lugar después de que un motorista intentara atravesar el corte por la fuerza, lo que produjo motivos de tensión y que un individuo acabara golpeando a un manifestante causándole heridas en la cara y posteriormente fuera detenido por los Mossos d’Esquadra. El lamentable suceso tuvo lugar después de que el lunes se detuviera también al conductor de un vehículo por atropellar a manifestantes independentistas en el mismo lugar.





La agresión de este martes ha sido denunciada en las redes sociales por colectivos independentistas, que informan de que un manifestante recibió heridas múltiples por golpes en brazos y nariz. La CUP asegura que se trata de una “agresión fascista” que fue atendida en el sitio por Sanitaris per la República. Tot Barcelona informa de que el agresor fue detenido por la policía catalana.


Se trata del segundo día consecutivo que se producen incidentes de este tipo después de que la Guardia Urbana de Barcelona detuviera este lunes a un conductor que atropelló a una de las personas que participaban en el corte diario en protesta por la sentencia del ‘procés’, al que causó heridas leves.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, el conductor, que dio positivo en el test de alcoholemia, fue conducido a dependencias de la Guardia Urbana y tras tomársele declaración sobre los hechos, fue puesto en libertad.


La agresión se produce el día después de que detuvieran a un conductor por atropellar a manifestante independentista










La persona herida fue embestida cuando el coche se desplazaba a poca velocidad, y fue atendida in situ por otros participantes en la manifestación y posteriormente derivada a un Centro de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) de la zona.

Desde hace más de 130 días, grupos de manifestantes independentistas cortan cada día la circulación por la avenida de la Merdidiana de Barcelona, un hecho que ha provocado la denuncia del responsable de seguridad del consistorio barcelonés, Albert Batlle, que ha reclamado al Govern que actúe para acabar con estas protestas diarias. Sin embargo, el conseller de Interior, Miquel Buch, rechazó hacerlo por primar la libertad de expresión y manifestación.





Dejá tu comentario