El Ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt (Maresme) reparte 500 botellas plegables destinadas a la limpieza de los orines de los perros que pasean por el municipio. Esta iniciativa se enmarca en la campaña ‘Seamos cívicos’, impulsada por la concejalía de Sanitat, Salut Pública i Consum a raíz de la entrada en vigor de la modificación de la ordenanza sobre la tenencia de animales, que pretende que la ciudadanía tenga más conciencia de pueblo al hacer uso de los espacios públicos y las diversas instalaciones municipales y, de este modo, conseguir una villa más limpia y cívica. La inversión realizada por el consistorio para la compra de estas botellas ha sido de 877,25 euros.





La botella plegable se entregará gratuitamente a todas las personas propietarias de perros que consten en el censo municipal de animales de compañía del Ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt. Para obtenerla, hay que dirigirse a las dependencias municipales de la Casa de Cultura (Pl. de la Vila, 6). La botella también se entregará a todas aquellas personas que censado el perro por primera vez.

La ordenanza que regula la tenencia de animales prohíbe que los animales orinen en los parques infantiles, zonas de recreo y fachadas de edificios, debiendo realizar sus necesidades en todo caso en los sumideros de la red de alcantarillado, en la parte inferior del bordillo de la acera o en los alcorques de los árboles. También obliga a los propietarios a llevar una botella o recipiente similar con agua para diluir los orines de sus animales y contempla como infracciones sancionadas con multas de 100 hasta 400 euros, el hecho de no recoger las deposiciones de un animal de compañía y no limpiar con agua los orines de los animales.

Con el objetivo de contribuir al cumplimiento de esta ordenanza, el consistorio distribuirá estas botellas plegables diseñadas con el objetivo de facilitar la disolución de la orina de los animales. Las botellas deben llenarse de agua y, para mejorar aún más la limpieza, se puede añadir unas gotas de vinagre que ayudan a neutralizar el olor de los orines logrando así eliminar la molestia y también que el animal vuelva a hacer pipi en el mismo lugar. Se desaconseja hacer uso de lejía porque no es bueno ni para los animales ni para el mobiliario urbano. Además, también se han editado unos folletos informativos que se distribuirán a todos los hogares del municipio.





“Con estas botellas queremos contribuir a promocionar el civismo entre los vecinos, esperamos que sean de ayuda para mantener nuestro pueblo más limpio y contribuyan también a evitar la degradación de las farolas, bancos y demás mobiliario público” subrayó el alcalde de Sant Vicenç de Montalt, Javier Sandoval.





Dejá tu comentario